Durant

Desde Barcelona 1992 que ante cada torneo olímpico se repite una misma pregunta: ¿quién le puede ganar al Dream Team estadounidense? Hasta la fecha, solo la Generación Dorada argentina consiguió interrumpir la tiranía de la constelación NBA campeona en Atlanta 1996, Sídney 2000, Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016.

Después de una pretemporada plagada de dudas en Las Vegas y una reestructuración tardía de su plantel, Estados Unidos aterrizó en Tokio como indiscutible favorita. Tanto es el talento a disposición de Gregg Popovich que la frase anterior no suena contradictoria. Aún cuando parece más vulnerable que de costumbre, la versión 2021 del equipo de los sueños debería llevarse el oro olímpico en el torneo por equipos más complejo del calendario olímpico: salvo Irán, 11 de los 12 involucrados tienen méritos, argumentos y recursos para pelear por una medalla.

Si bien Estados Unidos es favorito, la brecha parece haberse acortado en un certamen en donde la paridad es total. A diferencia de lo que sucede con el Mundial, cada uno de los involucrados dispone prácticamente de todos sus recursos para afrontar un calendario que no da respiro ni margen de error. La apertura de las fronteras NBA a los jugadores extranjeros ha alimentado a selecciones que dieron un salto considerable gracias a la consolidación y el crecimiento de sus representantes en la mejor liga del mundo.

En el apartado reglamentario vale destacar el cambio de formato que se implementará a partir de Tokio 2020. En lugar de los dos clásicos grupos de seis integrantes, los doce equipos se dividen en tres grupos de cuatro combinado. Los dos líderes de cada zona y los dos mejores terceros avanzarán a la fase eliminatoria que se sorteará el 2 de agosto: los tres líderes y el mejor segundo se ubicarán en un bombo mientras el resto de los clasificados lo harán en otro copón.

Grupo A

🇺🇸 Estados Unidos: Kevin Durant y Damian Lillard juntos. ¿Hacen falta más argumentos para explicar por qué es el máximo candidato? El Dream Team, como es costumbre desde hace más de una década, presenta en los Juegos una versión notablemente mejorada con respecto al plantel mundialista que finalizó en la séptima posición. Si bien la preparación no fue ideal, también en parte por el calendario condensado que atentó contra su pretemporada, Jrue Holiday y Khris Middleton se sumarán desde los flamantes Bucks campeones de la NBA después de una postemporada fabulosa.

Durant regresó en todo su esplendor después de estar un año afuera por la rotura del tendón de Aquiles derecho y estuvo a punto de eliminar casi en soledad a Milwaukee en una serie que se definió en siete partidos. Aunque no consiguió meterse en la etapa decisiva de los playoffs, el fabuloso rendimiento de Dame Lillard atizó los rumores de un posible traspaso en busca de un equipo a la altura de su talento.

Devin Booker se consagró como un anotador feroz para llevar junto a Chris Paul a Phoenix Suns a las Finales en las que se lucieron Holiday y Middleton como complemento ideal de Giannis Antetokounmpo: los tres se sumaron en los últimos días a la misión estadounidense en Japón. Otros dos anotadores como Jayson Tatum y Zach LaVine -ya con el plantel tras sufrir coronavirus- aportarán desde su rol.

Sin embargo, las estrellas no residen únicamente dentro de la cancha: Estados Unidos será nuevamente dirigido por Gregg Popovich, con Steve Kerr como asistente. El peso propio de sus figuras debería ser suficiente para su consagración, aunque Pop intentará trazar algunos lineamientos para una formación que tendrá que ir reconociéndose durante el torneo para matizar la falta de altura en la zona interior con Bam Adebayo, Draymond Green y un JaVale McGee que reemplazó a último momento a un deslucido Kevin Love.

🇫🇷 Francia: el último equipo en eliminar a Estados Unidos de una competencia internacional, en los cuartos de final del Mundial de China hace dos años, intentará recuperarse después del cachetazo que supuso su derrota en semifinales frente a la sorprendente Argentina de Sergio Hernández. Rudy Gobert, el jugador defensivo del año en la NBA y dueño de un mayor impacto ofensivo en FIBA, es la piedra basal de un equipo que agradecerá la recuperación de Nicolas Batum en Los Angeles Clippers para sumar opciones a un plantel que cuenta con Evan Fournier y Frank Ntilikina como dos jugadores que se potencian con la camiseta de su Selección. Por fuera de sus opciones NBA se destaca Thomas Heurtel y Nando De Colo en una media cancha sumamente peligrosa.

🇨🇿 República Checa: liderados por Tomas Satoransky, base suplente en Chicago Bulls, se ganaron el derecho a participar de Tokio en el Preolímpico de Victoria donde eliminaron al local Canadá y a una Grecia sin Giannis Antetokounmpo. Después de una buena campaña en la que aportó 7.7 puntos, 4.7 asistencias y 2.4 rebotes en 22.5 minutos, Satoransky es su principal referencia ofensiva y demostró que tiene el carácter necesario -además del talento- para ser un factor determinante en momentos calientes gracias a su doble en tiempo suplementario ante los canadienses.

Líder absoluto, juega y hace jugar a un conjunto en el que se destacan el alero anotador Jaromir Bohacik (Strasbourg) y los internos Jan Vesely (sexto pick de 2011) y Ondrej Balvin (Bilbao Basket) que conforman una buena dupla en la zona pintada. Con Satoransky en rol creativo, su poderío perimetral -promediaron un 40% de eficacia en el Preolímpico de Victoria- podría ser determinante.

🇮🇷 Irán: el equipo más débil del torneo, el único que arrancará el campeonato sabiendo que no tiene chances de medalla. Único plantel sin jugadores NBA, se alimentan de la vigencia del experimentado héroe nacional Hamed Haddadi, quien se recuperó de una lesión que lo había marginado de la última ventana internacional, volverá a un Juego Olímpico como único sobreviviente de la camada de Beijing 2008. Aaron Geramipoor fue otro de los nombres destacados en el último Mundial.

Grupo B

🇦🇺 Australia: Después de quedarse a un libre de la final de China, los Boomers viajaron a Tokio como uno de los candidatos al titulo. El combinado dirigido por Brian Goorjian, el entrenador más ganador de la historia de su país, dispone de un plantel sumamente interesante pese a la baja de Ben Simmons, la decepcionante segunda espada de Philadelphia 76ers.

El combinado oceánico sumó a un jugador capaz de darle un salto notable de calidad a sus opciones como Matisse Thybulle, quien hará su presentación oficial con la camiseta australiana. Feroz defensor de múltiples posiciones, uno de los mejores de la liga, en FIBA tendrá la posibilidad de asumir responsabilidades ofensivas. Como previa y para conocerlo más, recomiendo su canal de YouTube en donde está publicando una serie de videos sobre su camino a Tokio.

Es el momento justo para Australia, con una nómina que combina experiencia y juventud NBA con siete integrantes de la liga más poderosa del mundo y un grupo unido construido sobre los cimientos de líderes con profunda experiencia olímpica.

Joe Ingles, el mejor exponente de la esencia que encarna Manu Ginóbili, es uno de los jugadores más inteligentes del planeta básquet y dispone de un profundo arsenal en ambos costados de la cancha. Patty Mills, acostumbrado a ser uno de los líderes en la segunda unidad de San Antonio, es la respuesta a la que recurre Australia en los momentos calientes y decisivos. ¿Más nombres? Aron Baynes y Matthew Dellavedova forman parte de un núcleo australiano que contiene a Josh Giddey, proyectado como elección en la lotería del próximo Draft.

🇩🇪 Alemania: Mo Wagner fue la figura de la sorprendente clasificación olímpica en la que eliminó a Croacia en semifinales y a Brasil en la final. Mo Wagner fue la figura en una interesante dupla de internos con Johannes Voigtmann de un equipo que no contará con Dennis Schröder, su mejor jugador. Los teutones tienen un plantel alto y fuerte con una media cancha debilitada en la que resulta una incógnita quién asumirá el liderazgo del base de Los Angeles Lakers. Los germanos regresan a un Juego Olímpico tras su última experiencia en 2008.

🇮🇹 Italia: Serbia, sin Nikola Jokic ni Bogdan Bogdanovic, fue una de las grandes decepciones del preolímpico que se celebró en Belgrado con su derrota como local a manos de Italia, que regresa a un Juego Olímpico después de haber conseguido la plata en Atenas 2004. La derrota a manos de la Generación Dorada argentina marcó la despedida de un combinado que consiguió su boleto pese a la ausencia de Danilo Gallinari por su participación en las finales del Este con Atlanta Hawks.

El francotirador alero Achille Polonara, quien se mudó a Fenerbahce tras crecer notablemente bajo las órdenes de Dusko Ivanovic en Baskonia, fue el MVP azzurro con registros impresionantes: marcó 17.3 puntos y capturó 9.3 rebotes con un 87.5% de dos puntos y 61.1% de tres. Otro nombre destacado de su clasificación fue Simone Fontecchio, alero del Saski Baskonia que asumió el rol de máximo anotador con 19.7 puntos de promedio con una eficacia del 53.8% de tres, un registro que denota el poder de fuego que tiene Italia desde el perímetro.

🇳🇬 Nigeria: su campamento en Las Vegas le sirvió para advertirle al mundo que no será un hueso duro de roer. El combinado africano hizo historia al convertirse en el primer representante de su continente en vencer a Estados Unidos y certificó sus incipientes certezas ante Argentina. Es cierto que Nigeria jugó aquellos amistosos con la intención de mostrarse ante el mundo, pero evidenció la identidad diseñada por el genial Mike Brown (asistente de Steve Kerr en Golden State Warriors).

Con nueve jugadores NBA, dueños de una capacidad atlética y de un rigor físico prácticamente inigualables, los nigerianos aparecen como una opción concreta para meterse en la próxima ronda en un grupo sumamente complicado en el que al menos uno de ellos quedará afuera en la ronda inicial. Los africanos bombardearon a Estados Unidos con veinte triples y castigaron a la Argentina con una combinación de su relampagueante velocidad y una presión asfixiante en defensa.

En una buena noche, Nigeria puede complicar y estropearle los planes a cualquier rival. El novato Precious Achiuwa dueño un interesante repertorio ofensivo, un intenso defensor como Josh Okogie, Gabe Vincent, Precious Achiuwa, Ekpe Udoh, Chimezie Metu, KZ Okpala, Jordan Nwora, Jahlil Okafor y Miye Oni son los nueve embajadores nigerianos a nivel NBA.

Grupo C

🇦🇷 Argentina: la preparación en Las Vegas no fue buena en cuanto a resultados pero desde tiempos inmemoriales que el combinado nacional, ayer la Generación Dorada y hoy la nueva camada denominada como El Alma, repite un proceso similar: los amistosos siembran dudas que disipan inmediatamente cuando empieza la competición oficial.

Con una nómina mayormente integrada por los jugadores que consiguieron el segundo puesto en el Mundial de China, Oveja Hernández repite un análisis indiscutible: que todos sus jugadores llegan en mejor forma que en 2019. Facundo Campazzo se probó como un jugador útil en la rotación de un candidato NBA, Gabriel Deck demostró que pertenece a la mejor liga del mundo tras su experiencia en Oklahoma City, Leandro Bolmaro creció notablemente en Barcelona mientras Minnesota Timberwolves lo observa atentamente, Luca Vildoza se ganó un lugar en New York Knicks con sus actuaciones en Europa y Nicolás Laprovittola se lució como líder de un Real Madrid sumido en el caos por las bajas constantes en su plantel.

Por supuesto, las opciones argentinas se potencian con la presencia del inoxidable Luis Scola. Con 41 años, el Gran Capitán y responsable del trasvasamiento generacional entre pasado y presente sigue siendo la principal opción ofensiva de un equipo al que no le sobran tiradores. En los momentos calientes, Scola sigue siendo la respuesta, posteándose como si el tiempo no hubiera pasado o tirando de tres con la confianza y la precisión de un pivote moderno.

Los amistosos en Las Vegas, con derrotas frente a Australia, Nigeria y Estados Unidos, fueron utilizados como un banco de pruebas por Oveja Hernández. Si Argentina consigue afianzar su renovada identidad, con un juego agresivo y dinámico como bandera, sin dudas podría volver de Japón con una medalla.

🇯🇵 Japón: el anfitrión es un rival de riesgo, con la mejor generación de jugadores de su historia y la experiencia de un viejo conocido como Julio Lamas que desde 2017 trabaja con el plantel nipón. Rui Hachimura es la estrella que estaban esperando hace años, consolidado definitivamente como jugador NBA tras su buena temporada en Washington Wizards con 13.8 puntos y 5.5 rebotes. Yuta Watanabe, alero o ala pivote de aportes consistentes en Toronto Raptors especialmente en defensa, es su complemento. Durante la preparación, los anfitriones bajaron a Francia en un amistoso. Como contraparte, sufrirán la ausencia de público en los estadios.

🇪🇸 España: si bien los últimos veinte años estuvieron dominados por Estados Unidos, otros dos equipos fueron protagonistas en los mayores escenarios del mundo. Si bien no fueron oro olímpico, los flamantes campeones del mundo han sido una constante en el básquet internacional gracias a la mejor camada de su historia, un proceso con numerosos puntos en común con la Generación Dorada Argentina.

Bajo las órdenes de Sergio Scariolo, quien trabajó con Nick Nurse durante las últimas tres temporadas en Toronto Raptors antes de mudarse en junio al Virtus Bologna italiano, el elenco ibérico parte como el segundo mayor candidato al título por detrás del Dream Team con la base del plantel campeón del mundo y el retorno de Pau Gasol para un último baile a sus 41 años. Después de una despedida deslucida de la NBA, el mito español demostró su vigencia como un factor decisivo en el Barcelona campeón de España y finalista de la Euroliga.

Usman Garuba, un formidable defensor impasable en el pick&roll capaz de defender cualquiera de las cinco posiciones, será otro de los nombres a seguir bien de cerca en una España que tiene a los hermanos Hernangomez como destacados y Ricky Rubio como su factor más determinante

🇸🇮 Eslovenia: el ballet de Luka Doncic se metió en los Juegos Olímpicos tras vencer a Lituania, un rival de mayor riesgo para la Argentina, como visitante en el Preolímpico de Kaunas. La presencia de Luka, probablemente ya consolidado como uno de los mejores jugadores del mundo, potenció a un país que disputará sus primeros Juegos Olímpicos.

El nivel de la estrella de Dallas Mavericks fue superlativo durante la última campaña, prácticamente el único argumento de la buena producción de una franquicia que está moviendo piezas para no desaprovechar el potencial de una figura con proyección de MVP que estuvo a punto de eliminar a Los Angeles Clippers gracias aun monólogo desgastante.

Eslovenia no perdió nunca con Doncic en la cancha y fue Luka quien entregó una muestra de lo que puede hacer durante 40 minutos de básquet FIBA cuando rubricó 31 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes en la final preolímpica. El problema de Eslovenia es la falta de opciones a su alrededor, sin Goran Dragic en el plantel. Su hermano Zoran, Vlatko Cancar y Mike Tobey son los jugadores más destacados de un plantel que funciona únicamente gracias al impacto insondable de Doncic.

Si te gustan los contenidos de la web, podés colaborar económicamente para
apuntalar el proyecto y seguir creciendo mediante tres métodos:

– Suscripción mensual vía Mercado Pago (por el monto que prefieras)

– Un aporte único vía Cafecito (también por el monto que prefieras)

– O, si vivís en el extranjero, via Paypal.

¡Gracias por tu aporte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Apoyá mi proyecto

Este sitio web es parte de un incipiente multimedio al que podés ayudar a crecer con tu colaboración.

Si te gustan los contenidos, y querés impulsar los proyectos que tenemos en carpeta, podés colaborar con una suscripción mensual vía Mercado Pago o con un aporte único a través de Cafecito. Si sos del exterior y te querés sumar, podés hacerlo por PayPal.

¡Gracias por tu aporte!

Periodismo. En tu mail.

No te pierdas nada de tus deportes favoritos: suscribite al newsletter y recibí todas las novedades y contenidos exclusivos.