Bielsa 4k

Balada para un loco: el Leeds de Bielsa en la Premier League

Antes de inmortalizar su nombre en el olimpo de los mejores entrenadores de la historia del fútbol, Brian Clough aterrizó en Yorkshire para reemplazar al mito Don Revie, quien había abandonado su exitoso ciclo en el Leeds para dirigir a la Selección de Inglaterra. Clough ya había obrado el primero de sus milagros con el Derby County: en un lustro había convertido a un equipo del ascenso en campeón de Inglaterra. Revie había afianzado a su Leeds, el «sucio Leeds», en una fuerza dominante en el fútbol británico con dos títulos en la máxima división. Clough era uno de los máximos críticos del Leeds de Revie, no por sus resultados sino por sus métodos. Columnista de un diario, en agosto de 1973 rotuló de trampsoso al club de Revie y pidió públicamente su descenso a la segunda categoría.

La abdicación de Revie fue un año después. Clough, enemigo público, fue designado como sucesor y una de sus primeras medidas fue presentarse ante el plantel: «Pueden tirar todas esas medallas en la basura porque no las ganaron justamente». Su ciclo duró 44 días y fue objeto de una novela convertida en película: The Damned United es un resumen bastante acabado aunque con algunas licencias sobre los días más caóticos de un entrenador que años mas tarde se transformaría en bicampeón europeo con el Nottingham Forest. Su relación quedó expuesta en una memorable entrevista que protagonizaron ambos entrenadores en la televisión de Yorkshire. 

Casi cincuenta años después, Brian Clough estaría orgulloso del Leeds de Marcelo Bielsa. 

La resurrección

Hacer un Leeds, doing a Leeds, es una frase encumbrada en el siglo XXI que tiene su propia entrada en Wikipedia. La expresión sintetiza la decadencia de un equipo como consecuencia del desfalco financiero. El club de Elland Road invirtió desmedidamente en busca del protagonismo perdido y, si bien alcanzó las semifinales de la Copa UEFA en 1999-00 y de la Champions League en 2001-02 con el tridente Rio Ferdinand, Mark Viduka y Harry Kewell como columna vertebral, la debacle fue absoluta: hilvanó dos descensos en cuatro años, perdió su estadio y pisó por primera vez la League One inglesa en 2007-08. Dos campañas después, regresó al Championship y finalizó en seis de sus ocho temporadas por debajo del 12º puesto. Hasta que llegó Marcelo Bielsa. 
 
Andrea Radrizzani, el empresario italiano que compró al club en mayo de 2017, expuso su ilusión en la presentación del Loco: «Es un entrenador que admiró desde hace muchos años y cuando tuve la oportunidad de traerlo a Elland Road, lo convertimos en nuestra máxima prioridad durante el verano. Marcelo tiene mucha experiencia y la utilizará para crear una nueva cultura y una mentalidad ganadora en nuestro club». Bielsa cumplió con creces las expectativas y la ilusión generadas en torno a su aterrizaje en Yorkshire. Porque Bielsa, amén del resultado final, siempre es sinónimo de ilusión e identificación. Lo fue en Chile, en Bilbao, en Marsella y ahora en Leeds, donde tiene una calle con su nombre y pasea por los bares de la ciudad como uno más después de haber devuelto a la ciudad a la Premier League. 
 
Tras un primer año de decepcionante desenlace por el tercer puesto en el Championship y la eliminación en semifinales de los Playoffs por el ascenso frente al Derby County de Frank Lampard, Bielsa afrontó su segunda temporada en el club con tres bajas sensibles. Keemar Roofe, máximo artillero con 14 goles, se marchó al Anderlecht belga. Pontus Jansson, considerado el mejor central de la categoría, se mudó al Brentford. Jack Clarke, valorado como uno de los pilares en el futuro del equipo, fue contratado por el Tottenham finalista de la Champions League. 
 
Pep Guardiola recuerda específicamente una frase de la charla que compartió durante más de once horas con Bielsa en Rosario: «Pep, a los buenos jugadores los vemos vos, yo y la mayoría de la gente. Pasa lo mismo con los jugadores malos. El mérito está en advertir y saber que el jugador normal va a ser bueno». Ese consejo de Bielsa tal vez sea el resumen de su mayor virtud: identificar antes que nadie a jugadores con potencial que pasan desapercibidos, confiar en ellos y empujarlos hasta alcanzar su mejor versión. Obligado a encontrar un central que pudiera reemplazar a Jansson, Ben White fue su última invención. 
 
Víctor Orta, discípulo de Monchi y director deportivo de la institución desde mayo de 2017, es el complemento ideal de Bielsa. Entre ambos construyeron una sociedad capaz de encontrar talento donde pocos ven. Orta agradeció la contratación del entrenador argentino, una obsesión compartida con Radrizzani: «Bielsa es mucho más fácil de lo que se cree. Hace muchísimo más fácil el trabajo. Nos ayuda en todos los ámbitos: nuestra ciudad deportiva es de las mejores de Inglaterra gracias a sus consejos. Te hace mejorar cada día, mejora todo».
 
Bielsa será protagonista de la próxima Premier League, un sueño cumplido en el que medirá su genialidad semana a semana frente a entrenadores de la talla de Pep Guardiola, Jürgen Klopp y José Mourinho. En su presentación, Bielsa había desnudado sus ilusiones: «Siempre ha sido mi ambición trabajar en Inglaterra y he tenido varias oportunidades para hacerlo durante mi carrera. Sin embargo, siempre he sentido que era importante esperar a que llegara el proyecto adecuado y por eso, cuando un club con la historia del Leeds United me hizo la oferta, fue imposible rechazarla». Bielsa y Leeds caminan juntos: la expectativa es total con el retorno a la Premier League después de 16 años de un gigante dormido bajo las órdenes de uno de los mejores entrenadores de la historia. 
 

El equipo campeón

Campeón con diez puntos de ventaja sobre West Bromwich Albion, el Leeds de Marcelo Bielsa rubricó la mejor campaña estadística de la historia del club. Convertido en leyenda de la ciudad incluso antes de concretar su ascenso, Bielsa no necesitaba un título ni un ascenso para legitimar su carrera como entrenador. Sin embargo, su modelo 2019-20 está dentro de los mejores equipos de su historia personal. 

Atípico para un equipo del rosarino, Leeds fue una fortaleza inexpugnable durante gran parte de la temporada: concluyó 22 encuentros con el arco invicto y concedió apenas 35 goles, el mejor registro de la segunda división. El crecimiento defensivo entre ambas campañas bajo las órdenes del Loco fue sustancial, después de haber permitido 50 tantos en contra durante 2018-19.  

El primer argumento es una ventaja inherente a la continuidad del proyecto: la consolidación de fundamentos defensivos del particular sistema bielsista que consta de dos fases. La etapa inicial es una intensa presión tras pérdida con Patrick Bamford como bandera, siempre orientada hacia donde está la pelota, para intentar recuperar rápidamente mientras el resto del equipo puede asumir sus asignaciones individuales. Jürgen Klopp, en la previa del duelo entre Liverpool-Leeds en Anfield, describió a su primer rival en una frase: «Leeds tiene un estilo específico de juego, marcan a lo largo de todo el campo, y eso hace que el partido sea intenso»

Leeds, como todos los equipos de Bielsa, ejercen una marca hombre a hombre a lo largo de toda la cancha. La coordinación del equipo durante el segundo año mejoró notablemente, reduciendo el descalabro de su filosofía eminentemente ofensiva gracias a su perfeccionamiento en las transiciones. Dos nombres propios fueron determinantes para sostener el complejo entramado: Ben White y Kalvin Phillips. 

La partida de Pontus Jansson sembró tristeza e incertidumbre en los hinchas: habían perdido a su máxima referencia defensiva, a uno de los pilares de su estructura y a uno de los centrales mejor valorados del Championship. El panorama no era alentador, menos aún cuando el elegido para reemplazarlo fue Ben White. Defensor central sin lugar en el Brighton & Hove Albion, fue cedido primero al Newport County de la League Two en 2017-18 y más tarde al Peterborough United de la League One en 2018-19. Sin experiencia en las primeras dos categorías del fútbol inglés, Bielsa y Orta apostaron por él y no se equivocaron. 

White fue un pilar incuestionable del campeón. Con apenas 22 años -cumplirá 23 el próximo 8 de octubre- disputó los 46 partidos de la campaña del campeón. Fue líder en intercepciones del Championship con 115, escolta en el ranking cada 90 minutos con 2.5 por partido. Bielsa encontró en White a un jugador ideal para su filosofía. 

En defensa, como hombre libre, gracias a su lectura del juego y su capacidad de anticiparse al rival: dos virtudes que le permitieron extender su influencia más allá del área recuperando en mitad de cancha e incluso en campo contrario, una combinación necesaria para un Leeds siempre adelantado en el terreno de juego.

En ataque, como el primer engranaje de una construcción ofensiva que iniciaba mayormente desde sus pies debido a su excelente manejo. Como si fuera poco, también dispone de una destacada habilidad de romper líneas con pelota dominada hasta llegar a posiciones donde puede causar un impacto en ataque. En el gol de Patrick Bamford frente al Luton, White recuperó en la puerta del área y escaló hasta encontrar el hueco necesario para asistir al goleador del Leeds. 

Después de un primer año con dificultades en el que Bielsa lo llegó a reemplazar en dos encuentros antes de llegar al entretiempo, Kalvin Phillips dio un salto de calidad en su juego y se convirtió en el otro nombre propio determinante en la consagración del Leeds. Yorkshire Pirlo, lo apodaron los hinchas en una comparación bastante acertada. Único pivote defensivo en los dos sistemas tácticos que Bielsa aplicó durante la temporada (4-1-4-1 y 3-3-1-3), su rendimiento lo catapultó a su primera convocatoria a la Selección de Inglaterra. Convertido en uno de los emblemas y también en uno de los más mimados del Loco, Bielsa le regaló una camiseta de Newell’s que usó durante sus días como jugador a modo de premio por su crecimiento.

Phillips, la clave del sistema y de la cohesión en el engranaje del Leeds, cumple una función dual como equilibrista y distribuidor. Feroz en la recuperación, con un timing asombroso para barrarse exitosamente, recupera constantemente (11.1 pelotas recuperadas por cada 90 minutos en 2019-20) y corrige errores en la transición gracias a su extraordinario sentido para posicionarse en la cancha. «Lo primero que pienso es: ‘¿Dónde está mi hombre?’ Entonces miro rápidamente a mi alrededor para tratar de encontrarlo y trato de pegarme a él lo más rápido que pueda. Si ya estoy cerca, entonces estaré en una buena posición. Si no, buscaré cortar una línea de pase de cualquiera que tenga la pelota, porque si mi asignación agarra la pelota y yo no estoy con él, es un problema. Si no estoy ni cerca, entonces estoy completamente fuera de posición porque siempre jugamos marca hombre a hombre», explicó el propio Phillips. Ya con la pelota en los pies, Phillips ostenta el panorama, la visión y la pegada para distribuir la pelota por toda la cancha. 

En ataque, Leeds fue un equipo prototípico del Loco, un vendaval ofensivo perfectamente sincronizado con un intercambio permanente de posiciones en el que cada jugador sabe qué función debe cumplir en un plan de verticalidad absoluta. Los mandamientos de Bielsa en su conjunto fueron evidentes, un equipo de autor: elaboró su ataque desde el fondo apelando a la valentía de sus arqueros, sus centrales e involucrando a Phillips como reactor. 

En su escalada ofensiva, construía principalmente por la derecha -con un salto determinante cuando Pablo Hernández está dentro del campo de juego- y castigaba por los flancos con los extremos en situaciones aisladas de uno contra uno. El escenario capitalizaba las ventajas que ofrecen Hélder Costa y principalmente Jack Harrison. Harrison, cedido a préstamo del Manchester City, fue la llave que destrabó más de un partido. Es un extremo tan talentoso como eficaz en el uno contra uno, imparable por el flanco izquierdo que ha generado 6 goles, 8 asistencias e innumerables situaciones desequilibrantes para su equipo. 

En 2019-20, Leeds generó aún más situaciones de gol que en 2018-19: la cantidad de goles esperados (xG) cada noventa minutos creció de 1.6 xG a 1.82 xG. Sin embargo, su cuota anotadora aumentó apenas en un tanto (de 76 a 77), una preocupación latente de cara a la Premier League que obligó al club inglés a concretar el traspaso más caro de su historia. Como resultado de esa fórmula entre su fiabilidad defensiva y su ineficacia ofensiva, Leeds consiguió nueve de sus 28 triunfos por 1-0.  

Rumbo a la Premier League

La exigua aventura del Norwich en la Premier League es un llamado de atención para el Leeds de Bielsa. Campeón del Championship 2018-19 gracias a los goles del finés goleador Teemu Pukki, ganó apenas cinco partidos y sumó tan solo 21 puntos en su único año en la Premier League. El salto entre divisiones es mayúsculo y la consagración en la segunda categoría representa apenas una alegre anécdota cuando empieza a rodar la pelota. 

Todo marchaba según lo planificado pero, pese al esfuerzo en las intrincadas negociaciones y la campaña que los hinchas lanzaron en las redes sociales con un hashtag para pedir su liberación, Ben White no volverá a Leeds. Brighton & Hove Albion, dueño de su pase, rechazó sus múltiples ofertas por considerarlo un rival directo en la lucha por la permanencia. En cambio, concretaron su renovación hasta 2024 aunque parece difícil que White cumpla su contrato en Brighton más allá de esta temporada, foco de interés de varios grandes de la Premier League. 

Conscientes de sus necesidades, Bielsa y Orta se movieron en el mercado para apuntalar una estructura que sufrió pocas bajas pero una especialmente significativa. El primer paso fue asegurarse la continuidad de aquellos que habían rendido durante la campaña en el Championship. Consiguieron la renovación del préstamo de Harrison e hicieron uso de la opción de compra del extremo Hélder Costa y del joven arquero Illan Meslier que cerró la temporada como titular ante la suspensión de Kiko Casilla. Meslier es el nombre más resonante de una serie de incorporaciones que Leeds realizó pensando en su futuro:  Charlie Allen (Linfield – 16), Cody Drameh (Fulham – 18), Joe Gelhardt (Wigan – 18), Dani van Heuvel (17 – Ajax) y Sam Greenwood (18 años – ex Arsenal) jugarán con el equipo sub 23 pero podrían aparecer en la formación del primer equipo ante alguna urgencia. 

Resignados, Orta y Bielsa desembolsaron 13 millones de libras para concretar la adquisición del central alemán Robin Koch: «Fue uno de los puntos por los que decidí venir a Leeds. Hablé con Klich -compartieron equipo en el Kaiserlautern- y me dijo que el entrenador hace mejores a los jugadores. Lo escuché de mucha gente, pero escucharlo de un jugador dirigido por él, fue bueno para mí». Koch, de 24 años, fue uno de los baluartes de un Friburgo que terminó en la octava posición de la última Bundesliga. En octubre de 2019 hizo su debut con Alemania en el amistoso frente a la Argentina y fue nuevamente convocado para la última fecha de la Nations League. 

Koch es un zaguero central de corte similar al de White, con un gran manejo de la pelota y la visión necesaria para poder ser el primer eslabón del engranaje futbolístico de Bielsa. Koch aporta mayor fiabilidad que White en el juego aéreo, aunque tendrá que acostumbrarse al ritmo frenético del fútbol inglés. La baja de White es sensible para Leeds pero si el prometedor central alemán consigue adaptarse rápidamente tanto a Bielsa como a la Premier, será una solución. Mientras tanto, buscan otro central más para reforzar una posición limitada con el capitán Liam Cooper como referente y Pascal Struijk como apuesta: el croata Josko Gvardiol, del Dinamo Zagreb, es el elegido. Incluido dentro del listado de The Guardian como uno de los mejores 60 jugadores jóvenes del mundo en 2019, Leeds competirá con RB Leipzig por el zaguero de 18 años. 

Más allá de los cuestionamientos mediáticos en torno a la eficacia de Patrick Bamford, Leeds necesitaba aumentar sus opciones ofensivas con un goleador que pudiera concretar las múltiples chances que la máquina de Bielsa genera en cada partido. Bamford fue el séptimo máximo artillero del Championship pero fue el cuarto que más disparó (3.68 por cada 90 minutos) y terminó 117º en goles por cada tiro con 0.10. Con esos datos, y después de que Arsenal terminara en enero el préstamo de un Eddie Nketiah que había marcado cuatro goles en seis partidos, Radrizzani abrió la chequera y concretó el traspaso más caro de la historia del club al pagar 40 millones de euros por Rodrigo Moreno. 

Leeds aprovechó el éxodo masivo de un Valencia en ruinas por los caprichos de Peter Lim, que había intentado vender a una de sus figuras al Barcelona y al Atlético de Madrid. Brillante bajo las órdenes de Marcelinho, uno de los héroes del Valencia que le ganó la final de la Copa del Rey al Barcelona en 2018-19, Rodrigo le permitirá a Bielsa inaugurar una nueva dimensión en ataque por su polifuncionalidad que le permite ocupar cualquier puesto en el último tercio.

Aunque no es un goleador nato ni un nueve convencional (marcó cuatro goles en 2019-20, 74 en 258 partidos con la camiseta Che, y apenas en dos de las diez campañas en su carrera superó los diez goles), sus diagonales, su lectura y sus movimientos sin pelota le permitirán crear nuevos espacios en ataque: cuando el hispanobrasileño salga hacia alguno de los costados, los extremos o algún mediocampista podría sorprender por dentro. Su presencia también le dará al Loco diferentes variantes tácticas, con Rodrigo ocupando la posición de falso extremo o segunda punta -su posición natural- junto a Bamford como nueve. 

Aún pese a las incorporaciones, Leeds sigue en la búsqueda de nombres propios para fortalecer algunos puntos desguarnecidos de su plantel antes del cierre del mercado de pases del próximo 5 de octubre. Rodrigo de Paul es uno de sus objetivos para sumarle variantes al mediocampo, principalmente como el heredero de un Pablo Hernández que con 35 años sigue siendo determinante pero que verá sus minutos dosificados como sucedió en la reanudación del Championship en el que fue suplente en seis de los ocho partidos que disputó. 

El lateral izquierdo es otro lunar en el plantel. El titular es Ezgjan Alioski, un extremo reconvertido. Ante sus lesiones y las de Barry Douglas, el versátil Stuart Dallas ocupó esa posición. De todas maneras, con Alioski y Dallas como comodín de Bielsa durante todo 2019-20, parece difícil que la directiva gaste en una alternativa en esa posición cuando en las inferiores cuenta con un prospecto como Leif Davis. 

Un refuerzo que Leeds no podrá capitalizar aún es el público de Elland Road. El mítico estadio, que el club volvió a comprar en junio de 2017, representó históricamente una fortaleza en el fútbol inglés. Sin hinchas a causa de la pandemia por coronavirus, el factor localía tendrá menor incidencia para un equipo que necesitará hacerse fuerte de local para cumplir con el objetivo inicial de asegurar su permanencia. 

Uno por uno

Arqueros

  • 1. Illan Meslier (Francia – 20 años): el arquero francés recibió la responsabilidad de defender el arco del equipo en la parte final de la temporada. La respuesta de Meslier fue sobresaliente, aguantando la presión pese a su juventud. Mantuvo su valla invicta en cinco partidos y recibió apenas cuatro tantos en ocho encuentros. Campeón, su producción hizo que Leeds le pagara 6.5 millones al Lorient para quedarse definitivamente con su pase. Espectacular con los pies en la distribución de la pelota y confiable en el área, transmitió seguridad pese a los riesgos que tomó amparado por Bielsa. Con méritos suficientes como para mantenerse en el arco, podría desplazar a Casilla aunque tendrá que acostumbrarse al juego físico de la Premier League que otros arqueros jóvenes de primer nivel han sufrido y demostrar sus condiciones en una liga en la que su equipo no podrá adueñarse del control permanente de los trámites. 
  • 13. Kiko Casilla (España – 33 años): llegó desde el Real Madrid a mediados de la temporada 2018-19 y fue titular pero nunca convenció a los hinchas del club cometiendo varios errores (en retrospectiva, su fallo frente a Brentford podría haber estropeado la temporada). La sanción de ocho partidos por sus insultos racistas a Jonathan Leko del Charlton le permitió a Bielsa probar a Meslier y podría haber sido su punto final como titular en el club. Aunque Bielsa no confirmó al francés para el debut frente al Liverpool, la lógica indica que Meslier debería adueñarse del arco tarde o temprano. 

Defensores

  • 2. Luke Ayling (Inglaterra – 29 años): después de perderse los primeros nueve partidos de la campaña pasada, el segundo capitán del equipo demostró su influencia ofensiva llegando al gol y pisando constantemente el área (octavo lateral del Championship con más toques en el área). Formó una auspiciosa dupla con Hélder Costa, siendo una alternativa permanente en ataque, ensanchando la cancha o aprovechando los espacios libres por dentro. Polifuncional, también puede jugar como central. 
  • 6. Liam Cooper (Escocia – 29 años): el capitán del equipo redondeó una temporada reivindicatoria después en donde enterró para siempre aquel apodo que intentaba denostarlo. League One Cooper le decían a un central que brilló junto a White en la valla menos vencida del Championship. Tercero en duelos defensivos, ahora medirá su condición de líder en la Premier League. Marcó un gol fundamental frente al Brentford en lo que fue el inicio de la coronación del Leeds. 
  • 5. Robin Koch (Alemania – 24 años): afrontará la difícil faena de reemplazar a Ben White, quien se metió en el corazón de los hinchas. Zaguero central con un gran manejo de la pelota con el talento y la visión necesarias jugar la pelota desde abajo. Inexpugnable en el juego aéreo. Si se adapta al ritmo de la Premier League, Leeds se olvidará rápidamente de Ben White. También puede cumplir la función de mediocampista defensivo.   
  • 10. Ezgjan Alioski (Macedonia – 28 años): extremo reconvertido en el lateral izquierdo titular, cumple con la función porque su sostenida incorporación ofensiva es ideal para la estructura de Bielsa. En la Premier League, frente a extremos y equipos de mayor jerarquía, podría pasar algunos apuros por su falta de fundamentos como lateral. 
  • 15. Stuart Dallas (Irlanda del Norte – 29 años): el comodín de Bielsa, capaz de jugar en todas las posiciones de mitad de cancha para atrás. Una rueda de auxilio permanente que siempre se las ingenió para aparecer como titular en el once y tan solo se perdió un partido en la temporada. Durante 2019-20 fue lateral derecho, cinco defensivo, lateral izquierdo, mediocampista y más. Pura versatilidad. Un referente de la ciudad y un jugador positivo en el vestuario que fue elegido por sus compañeros como el jugador del año. 
  • 21. Pascal Struijk (Países Bajos – 21 años): ex canterano del Ajax, llegó al club en 2018 y durante el último año se convirtió en una muralla defensiva que sobresalió en el equipo Sub 23. Es veloz, lee bien el juego y sabe defender a campo abierto, una situación que ante la escasez de recursos defensivos podría darle un lugar dentro de la rotación de Bielsa en la Premier League. 
  • Leif Davis (Inglaterra – 20 años): uno de los nombres que Bielsa más destacó de las inferiores del Leeds, fue atentamente seguido por el Liverpool como relevo de Andy Robertson. Desde el flanco izquierdo, es un lateral que vive con el arco rival entre ceja y ceja. Su relampagueante ritmo, que combina con un gran manejo de la pelota y una eficaz precisión para centrar, podría ser una solución durante la temporada ante una eventual lesión de Alioski. 
  • 3. Barry Douglas (Escocia – 31 años): el lateral izquierdo escocés apenas tuvo acción durante la temporada. No es rápido pero gracias a su lectura y su ubicación es una garantía no solo en su función defensiva, dado que también aporta con consistencia en ataque. Técnicamente es uno de los mejores del plantel, aporta liderazgo y experiencia pero podría sufrir físicamente al máximo nivel. 

Mediocampistas

  • 19. Pablo Hernández (España – 35 años): el director de orquesta del Leeds, incluso cuando sale desde el banco de suplentes como en la reanudación post pandemia. Puede jugar tanto de extremo cerrándose como de interno abriéndose, siempre involucrado en la creación. También es el jugador estadísticamente más determinante del equipo: en el +/- (métrica creada por fbref.com que señala la diferencia de gol que tiene un equipo con un jugador determinado) lideró la liga con 1.37. Fue el mejor registro de puntos por partido, incluso con respecto a su propio equipo: Leeds promedió un récord positivo de +2.02 por partido mientras Hernández cerró el Championship con +2.22. Determinante en el último tercio, el jugador más vertical de la vertical estructura de Bielsa, verá sus minutos dosificados por su edad y la intensidad de la Premier League.  Aún así, la capacidad técnica del Mago español es fundamental para las aspiraciones del combinado de Yorkshire. 
  • 22. Jack Harrison (Inglaterra – 23 años): fue una de las piezas claves del Leeds campeón y la renovación de su cesión es una gran noticia para el club. De todas maneras podría salir como suplente si Bielsa decide darle el flanco izquierdo a Rodrigo, pero Harrison aporta una cantidad de virtudes fundamentales en su estructura ofensiva gracias a su indescifrable gambeta y su quirúrgica pegada. En el último tercio, casi siempre recostado sobre la izquierda, es devastador. 
  • 43. Mateusz Klich (Polonia – 30 años): el internacional polaco fue uno de los grandes beneficiados por la llegada de Bielsa. Klich es un soldado perfecto para la presión incesante de su Leeds porque roba una cantidad impresionante de pelotas en campo contrario, cortando líneas de pase e interrumpiendo la gestación rival. Además pisa el área con consistencia, aunque su cuota goleadora disminuyó con respecto a 2018-19. Es una garantía física, habiéndose perdido tan solo uno de los partidos del Championship en los últimos dos años. 
  • 23. Kalvin Phillips (Inglaterra – 24 años): la estrella del equipo. Fue internacional con la Selección de Inglaterra antes de debutar en la Premier League. Es el hombre clave del sistema, el epicentro de todo en Yorkshire. Comparado con Andrea Pirlo, su primer año en la Premier League podría ser el último con la camiseta de Leeds. 
  • 4. Adam Forshaw (Inglaterra – 28 años): en septiembre de 2019 sufrió una lesión en su cadera y se perdió el resto de la temporada, por lo que su regreso bien podría considerarse un refuerzo para el mediocampo del Leeds. Volante central de corte defensivo, podría ser un recurso útil para un equipo que tendrá que fortalecer su entramado defensivo frente a rivales de mayor calibre. Su experiencia en Premier League con las camisetas del Middlesbrough y del Everton será importante. Un camaleón que siempre rinde, puede cumplir una función box to box asistiendo en defensa y pisando el área. 
  • Jamie Shackleton (Inglaterra – 20 años): Bielsa confió en él para ocupar el lugar vacante tras la lesión de Forshaw. Uno de los mayores prospectos de la academia del Leeds demostró que está preparado para cumplir un rol protagónico en el equipo. Durante 2019-20 lo hizo principalmente como parte de la rotación, pero en la Premier League podría sumar más minutos. Disimula todas sus desventajas físicas con su técnica con la pelota en los pies y con su ferocidad para colaborar en defensa. Puede administrar los tiempos del partido. 
  • 7. Ian Poveda (Inglaterra – 20 años): el extremo inglés de origen colombiano comenzó su carrera en el Chelsea, tuvo breves pasos por las canteras del Arsenal, Barcelona, Brentford y Manchester City antes de mudarse definitivamente a Yorkshire en enero de 2020. Extremo por naturaleza, puede jugar como mediapunta o falso 9. Talento puro, es gambeteador. «Soy un jugador ofensivo, puedo jugar como extremo derecho, extremo izquierdo o como media punta. Me encanta gambetear, juntarme para jugar, anotar goles, crear chances, asistir y también trabajo duro por el equipo». Protegido por Raheem Sterling durante sus días en Manchester, el sitio oficial de los Ciudadanos lo describió como un jugador «ágil y de pies ligeros».
  • 17. Hélder Costa (Portugal – 26 años): el portugués es un extremo clásico que llegó a Elland Road para aportarle la punzante profundidad que le faltaba al Leeds por la banda derecha. Si bien su producción estuvo por debajo de lo esperado (4 goles y 5 asistencias) en Yorkshire confían en que tarde o temprano marcará la diferencia. 

Delanteros

  • 9. Patrick Bamford (Inglaterra – 27 años): el máximo goleador del campeón es uno de los principales cuestionados de cara a la aventura de Leeds en la Premier League. Autor de 16 tantos, el único en el equipo en haber alcanzado la doble decena, lo persiguen por sus oportunidades desperdiciadas. Si bien las cifras avanzadas no lo ayudan (según la cantidad de goles esperados debería haber marcado 35, la peor diferencia de las ligas importantes del fútbol europeo), su influencia va más allá de los goles: es el líder de la presión alta que ejerce el combinado de Bielsa y el pivote ofensivo que recibe de espaldas, libera espacios y puede crear situaciones de ventaja para sus compañeros.. Las probabilidades en Premier no juegan en su favor pero merece, como mínimo, el beneficio de la duda.  
  • 11. Tyler Roberts (Gales – 21 años): uno de los prospectos que se ganó la confianza de Bielsa. Principalmente jugó en posición de 10 por detrás de Bamford pero también podría ocupar el puesto de centro delantero. Menos físico y agresivo, dejó destellos de lo que podría ser gracias a su destacada capacidad de pase y su juego de frente al arco. Todavía es joven pero sin dudas será una pieza de valor en la rotación ofensiva. 
  • 20. Rodrigo Moreno (España – 29 años): el fichaje estrella del Leeds para afrontar la Premier League. Un jugador inteligentísimo que dinamita los espacios como pocos gracias a su movimiento constante y su lectura. ¿Es la respuesta que los británicos necesitan para capitalizar sus oportunidades ofensivas? La respuesta solo la tiene el propio Rodrigo, quien puede ocupar cualquier posición en el último tercio del campo de juego. 

Si te gustó el contenido, podés suscribirte al proyecto​

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Si te gustan los contenidos de este blog, podés colaborar para financiar el crecimiento del proyecto.

18 respuestas

  1. Me encantó. Va a ser emocionante ver esta temporada de la Premier. Con algunos refuerzos mas (volante de ataque y algún otro defensor), si no molestan las lesiones, debería estar en mitad de tabla esta temporada o por lo menos eso espero. Ya el año que viene se mirará Europa.

    1. Muchas gracias, Juan! Será una temporada hermosa, con muchos equipos protagonistas. Chelsea se armó muy bien y para mí se suma al lote de candidatos. Creo que Leeds está para mitad de tabla, ojalá no sufra muchas lesiones, algo que es fundamental. De todas maneras, creo que el proceso de Bielsa en particular y del Leeds en general va por el buen camino y, como bien decís, Europa será el próximo peldaño.

  2. Qué buena reseña, y qué linda temporada se viene!!!
    Interesante la incorporación de juveniles pensando en el futuro a mediano plazo. La combinación Bielsa-Orta es excelente.
    Si mantiene la intensidad del Championship, no tengo dudas que Leeds puede posicionarse lejos del descenso y animarse a más.

    1. Muchas gracias, Luis! Hay mucha ansiedad por la temporada que se viene, promete ser la mejor en años.

      El proyecto Leeds me encanta, y es entendible por qué Bielsa confió en el club para aterrizar ahí. La sociedad con Orta le va a dar grandes frutos. Ojalá pueda asegurar la permanencia este primer año y seguir creciendo.

    2. Le falta un lateral derecho, Ayling no es particularmente veloz y en Premier lo van a desbordar seguido. El lateral izquierdo titular es Dallas. Ojalá Koch la rompa, tiene buen manejo. Costa no rindió, pierde el puesto con alguno de los pibitos. Importante sacar puntos los primeros 10 partidos para no pensar de inmediato en el descenso y enfocar al desarrollo del esquema. Otra variable a considerar es que es un equipo acostumbrado a tener la posesión, pero en Premier no lo podrá tener en la mayoría de los partidos.

      1. Plenamente de acuerdo, Nicolás. Será todo un desafío realmente, ojalá le vaya bien.

        Mi formación sería Meslier; Ayling, Koch, Cooper, Alioski; Phillips; Hélder, Dallas/Forshaw, Klich, Harrison; Moreno o Bamford. Me parece que necesita solidificar la mitad de la cancha con alguien más de marca y arriba creo que Harrison se ganó su lugar la temporada pasada, pero hay que ver cómo usa a Moreno. Bien podría jugar Rodrigo por izquierda.

        Abrazo grande!

  3. Interesante y detallado artículo periodístico acerca del Leeds Utd. como equipo y de sus jugadores a nivel individual. Sorprende el volúmen y calidad de información comprimidos en una sola entrega que, sin embargo, no es extensa; una rara virtud en estos tiempos. Disfruté mucho la lectura de este trabajo, más que nada por el uso tan adecuado y preciso del Castellano; la economía de palabras es de destacar. Muy profesional.

  4. Fantástica recopilación de información para quienes nos interesa el tema y no estamos tan al tanto del detalle. Un lujo.

    Mis felicitaciones por tu valentía para hacer periodismo independiente y perseguir nuevos desafíos -fuera de los medios «atrapatodo» presumo que todo cuesta el doble de esfuerzo», y sobre todo por la calidad de tu trabajo, 100% enfocado en el juego y en las historias que afectan al personaje pero siempre vinculadas, en esencia, al juego.

    Aprovecho para compartirte una columnita de opinión que hace unos días escribí sobre el affaire Messi-Barcelona. Espero la encuentres interesante. ¡Abrazo!

    https://nicovuke.wordpress.com/2020/09/10/el-sistema/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *