def

Los goles que gritamos

El nuevo formato de la segunda división del fútbol argentino es la consecuencia de un cúmulo de injusticias.

Soy de Defensores de Belgrano por herencia familiar. Mi bisabuelo fue uno de los que ayudó a edificar las viejas tribunas del Juan Pasquale, mi papá junto a sus hermanos va a la cancha desde que tiene memoria y mis primos me inculcaron el afecto por los colores. Siempre fui hincha de Boca -lo sigo siendo- pero me enamoré del ascenso, de sus equipos, de sus canchas y de su gente cuando pisé por primera vez el estadio del Dragón.

Al margen del cariño, en el ascenso encontré un foco de resistencia a la mercantilización del fútbol, un oasis donde el romanticismo todavía sobrevive al negocio. También forjé varias amistades con las que formamos un grupo que se unió por los colores y se afianzó por su calidad humana.

Incondicionales, seguimos a Defensores en todas las canchas, en días, horarios y destinos incómodos sufrimos el descenso a la Primera C, celebramos el rápido retorno a la B Metropolitana bajo un diluvio en Caseros, festejamos el agónico ascenso a la B Nacional con el milagro del Tano Anconetani y compartíamos la ilusión de nuestro postergado debut en Primera gracias a una campaña histórica: Defensores marchaba segundo en la Zona B del Nacional con 41 puntos, a tres de San Martín de Tucumán, con un mano a mano frente al Santo en el Pasquale y otras ocho fechas en el horizonte.

Pero el coronavirus frustró nuestra ilusión. La pandemia que interrumpió al mundo frenó también abruptamente al campeonato en curso de una B Nacional que retornará a su actividad el próximo 28 de noviembre, después de 257 días, con un torneo que comenzará prácticamente de cero.

Defensores, que le llevaba quince puntos de diferencia al octavo y no tendrá ninguna ventaja en la reanudación, integrará la Zona B de la etapa de clasificación de la fase por el primer ascenso junto a los otros siete primeros del certamen original: Atlético Rafaela, Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Riestra, San Martín de Tucumán, Sarmiento de Junín, Tigre y Villa Dálmine.

Será una única ronda a partidos como local y visitante que clasificará al líder a una final por el primer ascenso frente al ganador de la otra zona. El perdedor de esa final, y los segundos de cada zona, ingresarán en instancias avanzadas por el segundo ascenso por el que también podrán luchar los seis eliminados de la Zona Campeonato y los ocho peores del certamen finalizado abruptamente (del 9º al 16º puesto).

Este texto lo escribe un hincha de Defensores de Belgrano pero bien podría haberlo escrito cualquier otro simpatizante de los clubes que competían en la zona alta de la tabla. Atlanta y San Martín de Tucumán, líderes provisorios de cada zona, no tendrán ningún beneficio con respecto a los octavos -Agropecuario y Villa Dálmine- pese a su notable diferencia de 12 y 18 unidades respectivamente. También, por qué no, podrían publicar un artículo similar aquellos equipos que por un punto quedaron no ingresaron dentro de los ocho mejores en un recorte totalmente subjetivo e inexplicable.

Entre la indignación por la resolución de la Asociación del Fútbol Argentino surgen una cantidad incontable de dudas: ¿Por qué no se definió el campeonato con el antiguo formato si la cantidad de partidos a jugar es similar? Si es un problema de tiempos, ¿por qué no se aprovecharon los días desperdiciados para concluir el campeonato? ¿Cuál es el sentido del formato actual?

La intención de esta columna no es plantar sospechas ni suspicacias en torno a los beneficiados por este formato. Entiendo que es quimérico conformar a todos en una situación anómala en la que cada uno -como todos nosotros- hace lo que puede pero la injusticia es evidente, tangible y dolorosa.

Lo más ecuánime hubiera sido concluir un campeonato que ya había recorrido más de veinte fechas. Justificadamente eliminados los descensos para salvaguardar la economía de un fútbol ya fundido, es cierto que varios clubes quedarían fuera de toda discusión y no tendrían ningún incentivo para jugar las nueve fechas restantes, clubes que insólitamente hoy son premiados con la posibilidad de pelear por un boleto a Primera División después de haber navegado durante dos tercios de la temporada 2019/20 en el fondo de la tabla.

Aún en ese contexto, se podrían haber establecido nuevos objetivos para que los colistas tuvieran alguna misión en las nueve fechas restantes. Por ejemplo, se podría haber negociado con la Liga Profesional otros dos ascensos -¿qué le hace una mancha más al tigre?- a la máxima categoría y ponerlos en juego con una segunda tabla que se ordenara de acuerdo a la producción de cada equipo en las últimas nueve jornadas.

Otra alternativa más justa dentro de las injusticias del nuevo formato hubiera sido que cada equipo arrastrara el 50% de sus puntos para la definición. De ese modo, por ejemplo, la brecha entre Atlanta y Agropecuario se hubiera reducido a seis puntos, una diferencia que al menos le daba un respaldo, una caricia, a un equipo que lideraba su zona y había hecho méritos más que suficientes para su potencial ascenso.

Es que la decisión de la AFA nos deja una sensación espantosa a los hinchas: nos queda el sabor amargo de que los goles que gritamos ya no tienen valor ni sentido. Tampoco la alegría de los triunfos conseguidos, ni la tristeza de las derrotas, ni la ilusión construida, partido a partido, en busca de un ascenso. En un abrir y cerrar de ojos, todo lo edificado no tiene ningún valor y es inevitable sentirse cansado, agotado, sin ganas de volver a la cancha, sin ganas de ilusionarse, sin ganas de permitirnos nuevos sueños.

Pero el hincha no aprende. No aprendemos. Maltratados, con el corazón roto, cuando la pandemia lo permita volveremos a estar en la cancha, gritando goles que nunca sabremos si tendrán sentido, como en aquel primer día en el que nos enamoramos del ascenso.

¿Cómo se define la B Nacional?

Fase Primer Ascenso a Primera División

Los ocho primeros equipos de la tabla de posiciones del Torneo de Primera Nacional 2019/2020 se dividen en dos grupos respetando la configuración inicial. Se enfrentarán todos contra todos, a un partido, alternando como local y visitante.

  • Zona A: Atlanta, Estudiantes Río Cuarto, Estudiantes de Buenos Aires, Temperley, Deportivo Morón, Ferro, Platense y Agropecuario.
  • Zona B: Atlético Rafaela, Defensores de Belgrano, Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Riestra, San Martín de Tucumán, Sarmiento de Junín, Tigre y Villa Dálmine.

Los ganadores de cada zona jugarán una final, a noventa minutos: el vencedor conseguirá su ascenso a la Liga Profesional. El perdedor ingresará directamente en las semifinales de la Etapa Eliminatoria por el Segundo Ascenso a Primera División. En tanto, los segundos ubicados en cada una de las zonas accederán a la Tercera Instancia de la Etapa Eliminatoria por el Segundo Acceso a Primera División.

Fase Segundo Ascenso a Primera División

Etapa clasificación

Los ocho últimos clasificados en la tabla de posiciones del Torneo de Primera Nacional 2019/2020 (del 9º al 16º puesto) se dividen en dos grupos respetando la configuración inicial. Se enfrentarán todos contra todos, a un partido, alternando como local y visitante.

  • Zona A: San Martín de San Juan, Belgrano, Alvarado, Guillermo Brown de Puerto Madryn, Independiente Rivadavia, Barracas Central, Mitre y Nueva Chicago.
  • Zona B: Instituto, Brown de Adrogué, Quilmes, Chacarita, Almagro, All Boys, Santamarina y Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Los dos primeros de cada zona clasificarán a la Primera Instancia Etapa Eliminatoria. El resto de los equipos quedará eliminado.

Primera Instancia Etapa Eliminatoria

Los doce equipos de la Fase Primer Ascenso a Primera División junto a los cuatro clasificados de la Etapa de clasificación de la Fase Segundo Ascenso a Primera División participarán de esta instancia. Se conformará una tabla del 1º al 16º de acuerdo a la ubicación de los equipos en la Fase Primer Ascenso a Primera División -ocuparán los lugares del 1 al 12º- y los cuatro de la etapa clasificación en la Fase Segundo Ascenso a Primera División -ocuparán los lugares del 13º al 16º-.

Se jugará a eliminación directa, emparejando a los equipos en los siguientes enfrentamientos: 1º vs 16º, 2º vs 15º, 3º vs 14º, 4º vs 13º, 5º vs 12º, 6º vs 11º, 7º vs 10º y 8º vs 9º. Los ganadores de cada cruce clasificarán a la Segunda Instancia Etapa Eliminatoria.

Segunda Instancia Etapa Eliminatoria

Los ocho ganadores de la Primera Instancia Etapa Eliminatoria se reordenarán según el mismo criterio utilizado previamente y se jugarán partidos de noventa minutos a eliminación directa en campo neutral, emparejando a los equipos en los siguientes enfrentamientos: 1º vs 8º, 2º vs 7º, 3º vs 6 y 4º vs 5º. Los cuatro ganadores clasificarán a la Tercera Instancia Etapa Eliminatoria.

Tercera Instancia Etapa Eliminatoria

Además de los cuatro ganadores de la Segunda Instancia Etapa Eliminatoria participarán los mejores segundos de la tabla final de la Fase Primer Ascenso a Primera División. Los seis conjuntos volverán a ordenarse de acuerdo al criterio antes mencionado y se medirán en un único partido en campo neutral: 1º vs 6º, 2º vs 5º y 3º vs 4º. Los tres ganadores clasificarán a las Semifinales de la Etapa Eliminatoria.

Semifinales de la Etapa Eliminatoria

Los tres clubes ganadores de la Tercera Instancia Etapa Eliminatoria y el perdedor de la final de la Fase Primer Ascenso a Primera División se ordenarán de acuerdo al criterio antes explicado, del 1º al 4º, y se enfrentarán a partidos de noventa minutos en estadio neutral: 1º vs 4º y 2º vs 3º. Los dos vencedores clasificarán a la Final de la Etapa Eliminatoria.

Final de la Etapa Eliminatoria

Los dos vencedores de las Semifinales de la Etapa Eliminatoria dirimirán el segundo ascenso a Primera División en un único partido a noventa minutos en estadio neutral. En caso de empate, el ganador se decidirá con tiros desde el punto penal.

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Si te gustan los contenidos de este blog, podés colaborar para financiar el crecimiento del proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *