dup

Armand Duplantis convirtió lo extraordinario en rutina. Sergey Bubka, la máxima estrella en la historia del salto con garrocha, registró 46 saltos por encima de los seis metros durante toda su carrera. Con 21 años, y antes de afrontar su primera final olímpica, el sueco ya superó esa medida -exclusiva para tan solo 24 hombres en la historia- en 21 ocasiones.

Dueño de los récords mundiales indoor y al aire libre, Duplantis agarró por primera vez una garrocha a los cuatro años, empezó a pulverizar récords entre los siete y doce años y a los 17 ya había saltado 5.90m, una marca que muchos de sus colegas persiguen sin éxito durante toda su carrera.

El pequeño Armand estaba predestinado: papá Greg había sido garrochista de 5.80 metros en los noventa y mamá Helena había competido profesionalmente en heptatlón. Nacido en la ciudad de Lafayette y estadounidense por parte de padre, en 2015 recibió un llamado de la Federación de Atletismo de Suecia para convencerlo de representar al país de su madre.

Armand se tomó su tiempo pero finalmente aceptó la oferta, impulsado inicialmente por razones exclusivamente deportivas: sabía que competir bajo bandera sueca haría mucho más sencilla su clasificación a un Juego Olímpico, esquivando los encarnizados trials nacionales de Estados Unidos. «Creo que mentiría si dijera que al principio no fue un factor», confesó en The New York Times.

Duplantis adoptó su nueva bandera, concretó su debut profesional en 2017 y enamoró al escéptico pueblo sueco con cada salto hasta convertirse en un ícono más popular que Zlatan Ibrahimovic. En apenas cinco años, además de aprender el idioma, adoptar su vida a la cultura y hasta manejar autos suecos, Mondo se convirtió en una leyenda. Su ascenso fue fulgurante, entrenado por su papá y con la gloria francesa Renaud Lavillenie como mentor.

El campeonato europeo de Berlín 2018 fue determinante para Duplantis, la piedra fundacional del crack que brillará en Tokio. Su amigo y consejero Lavillenie se había transformado en rival junto al ruso Timur Morgunov pero Mondo cambió a unas garrochas más duras que jamás había utilizado y saltó 6.05m, el segundo mejor registro al aire libre hasta entonces, para convertirse en campeón continental con apenas 18 años. «Lo amo, es imposible no interesarse por lo que haga. Es la única persona que no me importa que me gane», reconoció por entonces el derrotado Lavillenie que hoy volverá a ser la principal amenaza al oro de Duplantis en Tokio tras la baja por coronavirus del doble campeón mundial Sam Kendricks.

«Sin esa final de Berlín no estaría donde estoy ahora«, advierte el propio Duplantis que abandonó su carrera de administración de empresas para dedicarse a tiempo completo al deporte. Su crecimiento fue imparable en los años siguientes y durante los últimos dos años tiranizó la prueba: Mondo es su único rival. Además de los títulos y las victorias, Duplantis consiguió un hito que parecía imposible: destronar a Bubka como dueño del récord mundial indoor y outdoor.

El 17 de septiembre en Roma fue una jornada histórica con sus 6.15 m que le permitieron desplazar los 6.14 m al aire libre de Bubka en Sestriere el 31 de julio de 1994. El récord indoor, que pertenecía a su amigo Lavillenie desde febrero de 2014, también fue pulverizado por el prodigio sueco que saltó 6.17 m en Torun el 8 de febrero y 6.18 m en Glasgow una semana después en un 2020 en el que saltó por encima de los seis metros en diez ocasiones. En este 2021 ya superó la marca en ocho ocasiones: «Esto demuestra que no es algo anecdótico. Nadie, ni el propio Bubka, había saltado tantas veces esa altura en una misma temporada», explicó su padre y entrenador.

Mondo clasificó a la final que se celebrará este martes a las 7.20 de la mañana con una facilidad pasmosa, muy sobrado y con apenas un salto de 5.75 metros. Su depurada y exquisita técnica es determinante pero son su confianza y su intuición los factores diferenciales que separan al crack sueco del mundo. En horas, Duplantis buscará quedarse con su primer oro olímpico, consolidarse como la máxima figura del atletismo internacional y por qué no quebrar su propio récord ante los ojos del mundo, el primer capítulo dorado de una carrera que parece no tener limites.

Si te gustan los contenidos de la web, podés colaborar económicamente para
apuntalar el proyecto y seguir creciendo mediante tres métodos:

– Suscripción mensual vía Mercado Pago (por el monto que prefieras)

– Un aporte único vía Cafecito (también por el monto que prefieras)

– O, si vivís en el extranjero, via Paypal.

¡Gracias por tu aporte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Apoyá mi proyecto

Este sitio web es parte de un incipiente multimedio al que podés ayudar a crecer con tu colaboración.

Si te gustan los contenidos, y querés impulsar los proyectos que tenemos en carpeta, podés colaborar con una suscripción mensual vía Mercado Pago o con un aporte único a través de Cafecito. Si sos del exterior y te querés sumar, podés hacerlo por PayPal.

¡Gracias por tu aporte!

Periodismo. En tu mail.

No te pierdas nada de tus deportes favoritos: suscribite al newsletter y recibí todas las novedades y contenidos exclusivos.