argentina china

Selección masculina de básquet

Argentina es el único país en haber interrumpido la hegemonía que Estados Unidos trazó desde la creación del Dream Team en Barcelona 1992. Aunque esos días parecían irrepetibles después de una Generación Dorada que ya es historia, el Mundial de China fue una sorpresa que demostró que habrá vida después de la camada más exitosa en la historia del básquet -y probablemente también del deporte- nacional.

Sergio Hernández repitió una y otra vez durante su preparación en Las Vegas que cada uno de sus integrantes llega a los postergados Juegos de Tokio en un nivel superior al de su versión previa a China 2019. Con tres NBA y un cuarto inminente, razón no le falta a Oveja: Facundo Campazzo se afianzó en los competitivos Denver Nuggets, Gabriel Deck demostró que tiene condiciones para rendir en la liga más importante del mundo, Luca Vildoza se ganó un contrato gracias a sus actuaciones en el Baskonia, Leandro Bolmaro materializó su crecimiento en Barcelona mientras lo siguen de cerca los Timberwolves que lo eligieron en el último Draft y Nico Laprovittola se afianzó como líder en el equipo más poderoso del mundo FIBA.

En el último baile del gran capitán, quien espera sumar una tercera medalla tras su oro en Atenas 2004 y su bronce en Beijing 2008, El Alma no tendrá un grupo sencillo. El debut será frente a la Eslovenia de Luka Doncic, un monstruo indefendible en la NBA con un talento insondable que brilló en el último Preolímpico de Kaunas. En la segunda jornada lo espera España, un karma durante las últimas dos décadas y su verdugo en la final de China. El cierre será frente a Japón, dirigido por un viejo conocido como Julio Lamas que dispone del mejor repertorio de su historia.

Los amistosos, con derrotas ante Australia, Nigeria y Estados Unidos, no dejaron buenas sensaciones pero es cierto que las preparaciones de la Selección nunca han sido demasiado auspiciantes de un equipo que siempre eleva exponencialmente su nivel en la competición oficial. Oveja trabajó en su identidad, dosificó cargas después de una temporada exigente y experimentó en Las Vegas.

El básquet en los Juegos Olímpicos suele ser una competencia durísima y Tokio no será la excepción con doce equipos divididos en tres grupos de cuatro en el que clasificarán a la siguiente ronda los dos mejores de cada grupo y los dos mejores terceros. Después de haber vencido a Serbia y a Francia en el último Mundial, nadie puede descartar a la Argentina de Hernández.

Cecilia Biagioli – 10 km aguas abiertas

Serán sus quintos Juegos Olímpicos, un romance que comenzó cuando en Sídney 2000 hizo su presentación con apenas 15 años. Oro en los Panamericanos de Guadalajara 2011, fue mamá de Joaquín en 2013 y sufrió con su frustrada clasificación a Río 2016.

Tokio es una revancha personal para una mujer que hará historia. dos décadas después y que tendrá a Joaquín como espectador: «Va a ser especial, soy mamá y para mí es muy valioso que mi hijo me pueda ver en el momento de la carrera. Quiero ser un ejemplo para mi hijo y esa motivación me llevó a cumplir este sueño: que me vea en un Juego Olímpico. En 2016 era chiquito, ni se enteró de que no había clasificado. Hoy me decía ‘vamos por Tokio, Mami'», le confesó a Mundo D. 

Medalla de Plata en los 10 kilómetros en los Juegos Panamericanos de Lima, se encuentra entrenando en un campamento en Jujuy para ponerse a punto para la cita olímpica en la que participará el próximo 3 de agosto a las 18:30, momento en el que se convertirá en la única mujer con cinco participaciones olímpicas.

Germán Chiaraviglio – Salto con garrocha

Un histórico del atletismo nacional. Undécimo en Río 2016, fue medalla de plata en los Juegos Sudamericanos de Cochabamba 2018 y quinto en los Panamericanos de Lima 2019. Días antes de su presentación japonesa, finalizó en primer lugar en el torneo de Castelporziano, en Roma, con una marca de 5.40 metros. En Tokio le tocará competir en una disciplina que, salvo una catástrofe, ya tiene ganador: el sueco Armand Duplantis está llamado a ser una de las estrellas de la cita japonesa. Para agendarse: el 30 de julio a las 21.40 empieza la ronda de clasificación. 

Belén Casetta – 3.000 mts con obstáculos

La marplatense completará su segunda participación olímpica tras su experiencia en la misma prueba en Río 2016. Bronce en los Panamericanos de Lima, aseguró su presencia hace tres semanas después del cierre del periodo de clasificación mediante el ranking mundial de atletismo, una buena noticia para una atleta que lleva los anillos olímpicos tatuados en la piel.

Tras un año con múltiples dificultades por la pandemia que azota al mundo, la cuarentena obligatoria atentó contra sus planes iniciales. Ante las limitaciones impuestas por el Gobierno Nacional durante la fase inicial del coronavirus, Casetta llegó a admitir que veía muy lejos su participación e incluso advirtió que, en caso de no estar en óptimas condiciones físicas, presentaría su renuncia. La historia tuvo final feliz para la dueña del récord sudamericano y el próximo 31 de julio a las 21:40 hará su debut en los 3000m con obstáculos.

Eulalio Muñoz y Joaquín Arbe – Maratón

Debutante olímpico, Muñoz acaba de celebrar sus 26 años. Nacido en Gualjaina, un pueblo de poco más de 1000 habitantes emplazado en Chubut, llega en franco crecimiento a Tokio después de haber registrado una gran actuación en la Maratón de Valencia en la que quedó a dos segundos de quebrar el récord nacional que desde 1995 pertenece a Antonio Silio. Valencia se perfila como una de sus ciudades favoritas, lugar en el que rubricó también su clasificación olímpica en 2019. Tras haber descubierto las prueba de fondo casi por casualidad, debutó en 2019 en el maratón de Rotterdam y desde entonces ha bajado sostenidamente sus marcas. 

Arbe, quien atravesó una vida de sacrificios desde que se convirtió en padre a los 16 años y debió abandonar la escuela para trabajar como albañil para sostener a su familia, será el otro representante nacional el 7 de agosto a las 19 en la maratón olímpica. Se pueden conocer más detalles de las historias de ambos chubutenses en los documentales que el ente deportivo provincial armó sobre ambos: «02:11:02» narra la historia de Arbe y «De Gualjaina a Tokyo» reconstruye la vida de Muñoz. 

Marcela Gómez – Maratón

La chaqueña también hará su debut en los Juegos Olímpicos. Sexta en la Maratón de Buenos Aires 2019, fue décima en Sevilla 2020, competencia en la que escribió una página histórica al haber quebrado el mejor registro nacional que estaba en poder de Griselda González desde mayo de 1997 con una marca de 2:28:28 que le permitió asegurar su boleto a Tokio.

Después de abandonar el atletismo a los 16 años tras haber sido campeona provincial en los 1.500 metros para enfocarse en sus estudios, en 2012 se mudó a Brasil y conoció a su pareja, quien la incentivó a retomar su relación profesional con el deporte. Aunque inicialmente entrenaba para pruebas de fondo o medios maratones, en 2018 hizo su debut en maratón en Río de Janeiro. La cita en Sevilla fue apenas su cuarta maratón, una producción que le permitirá cumplir el sueño de representar a su país el 6 de agosto a las 19. 

Agustín Vernice, Rubén Rézola, Brenda Rojas y Lucas Rossi – Canotaje

Rubén Rézola es el palista más experimentado de la delegación argentina: Tokio será tercera experiencia olímpica tras el quinto puesto en el doble kayak (K2) junto a Miguel Correa en Londres 2012 y su 16to lugar en K1 200m en Río 2016. Después de haber coqueteado con el retiro en febrero, finalmente se ganó su lugar al vencer a su compatriota Ezequiel Di Giacomo en el Mundial de Hungría. Bronce en los Panamericanos de Lima, Rézola viajó a España para participar de un entrenamiento especial con la delegación ibérica antes de partir rumbo a tierras orientales donde competirá en su prueba el 3 de agosto a las 21:30.

Clasificado desde 2019, Vernice tiene altas expectativas para sus primeros juegos tras una preparación que se extendió más allá de lo habitual: «Si logro estar en una final, puedo soñar con una medalla. Hay que afinar, pero las expectativas son buenas». Campeón Sub 23 en 2017, doble medalla dorada en los Panamericanos de Lima, su sueño tiene argumentos más que válidos en la prueba de K1 1.000 metros el 1 de agosto a las 22:21.

Brenda Rojas, la única mujer del cuarteto, obtuvo su clasificación en la Copa del Mundo de Szeged, instancia en la que derrotó a Sabrina Ameghino, uno de los emblemas del canotaje nacional que fue oro en los Panamericanos de 2019 en K1 200m y bronce en K4 500m para convertirse en la máxima medallista histórica de la Argentina y la primera palista en sumar un oro. 13° en K4 500m en Río 2016 Rojas entrenó en Portugal durante cuatro semanas en un pueblo de menos de dos mil habitantes antes de encarar su sueño olímpico el 1 de agosto a las 21:30 en los 200m.

La medalla de plata que Lucas Rossi consiguió en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 fue fundamental para que la Federación Internacional de Piragüismo le otorgara su plaza por ranking después de un año sin actividad por culpa de la pandemia. El miércoles 28 a la 1:50 tendrá su primera prueba en canotaje slalom en busca de las semifinales.

Mirco Cuello, Ramón Quiroga, Francisco Verón, Brian Arregui y Dayana Sánchez – Boxeo

La disciplina que más medallas le dio en la historia a la Argentina -7 de las 21 doradas y 24 de las 74 corresponden al pugilismo- no se sube a un podio desde que Pablo Chacón lo hiciera en Atlanta 1996. Días después de que Brian Castaño consumara una gran actuación frente a Jermell Charlo, el boxeo nacional mantiene intacta su ilusión de que alguno de sus tres representantes pueda cortar la racha negativa en Tokio. Aunque inicialmente la suerte le parecía esquiva tras la cancelación del preolímpico de Buenos Aires, finalmente cinco boxeadores ingresaron por ranking y tienen chances reales de retomar la tradición nacional.

Mirco Cuello llega con un buen palmarés a la prueba de los 57 kilos: fue quinto en el Mundial de Ekaterimburgo 2019, medalla de oro en el Torneo Internacional de Estambul y en los Juegos Olímpicos de la Juventud organizados en Buenos Aires en 2018 se colgó la medalla de bronce en una carrera amateur en la que acumuló 112 peleas antes de hacer su debut profesional en Estados Unidos el pasado 7 de noviembre de 2020 con un espectacular nocaut a los cincuenta segundos, el primero de sus cuatro triunfos como boxeador rentado. Compite el sábado 24 a las 00.00.

Quiroga es discípulo de Pablo Chacón, su entrenador en Mendoza. La Hormiga, quien peleará en peso mosca (48-52 kg) el domingo 25 a las 23, fue bronce en el Torneo Internacional de Estambul, fue bronce en Lima 2019 y acumula una larga experiencia como amateur con 94 peleas. Clasificado por designación del Boxing Task Force -organismo creado por el Comité Olímpico tras la suspensión a la AIBA-, el boxeo lo rescató de la calle y le permitió encauzar su vida.

Francisco Bebu Verón es uno de los protegidos y principales prospectos de la promotora que fundó el Chino Maidana. Medalla dorada en Turquía en los 75 kilos, sueña con repetir su gesta en Tokio tras haber vencido al bronce olímpico en Río Kamran Shakhsuvarly en la final. Oriundo de José León Suárez, ya realizó tres peleas como profesional y competirá en los medianos (69-75 kg) el lunes a las 0:36. 

En las últimas horas se asignaron otras dos plazas a boxeadores argentinos. La baja del venezolano Gabriel Maestre que se prepara para una contienda en agosto por el campeonato del mundo interino welter de la AMB le abrió las puertas a otro de los grandes prospectos locales: Brian Arregui, medalla dorada en los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018 y también parte de la escudería del Chino Maidana, competirá el sábado 24 a partir de la 1:24. El equipo conducido técnicamente por Fabricio Nieva se completa con la cordobesa Dayana Sánchez, quien reemplaza a su hermana Leonela y será la primera boxeadora mujer en un Juego Olímpico cuando se suba al ring en la madrugada del 27 de julio.

Eduardo Sepúlveda – Ciclismo en ruta

Será su segunda presencia consecutiva en los Juegos Olímpicos, tras su experiencia inicial en Río 2016 en la que finalizó 26 en contrarreloj y 37 en ruta. Seleccionado como representante nacional para las pruebas de ruta y contrarreloj, finalizó en el puesto 47 en el prestigioso Giro de Italia que ganó el colombiano Egan Bernal. La competencia, que tendrá como máxima estrella al actual bicampeón del Tour de France Tadej Pogacar, promete ser apasionante: comenzará el viernes 23 de julio a partir de las 23:30.

Exequiel Torres – BMX

Séptimo en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing 2014, campeón mundial junior en Bélgica 2015, hizo historia al convertirse en el primer argentino en ganar una fecha de la Copa del Mundo de BMX en Santiago del Estero en 2018. Designado como representante por la Unión Ciclista tras el octavo puesto del equipo masculino de BMX en el ranking olímpico, el riojano es uno de los mejores veinte del mundo en su disciplina. El 29 de julio competirá por los cuartos de final a partir de las 22:00 en el parque urbano de Ariake. 

Sofía Gómez Villafañe – Mountain Bike femenino

Nacida en Esquel y radicada en Estados Unidos, descubrió el Mountain Bike durante su etapa en el secundario que le permitió ganarse una beca para estudiar y entrenar en Colorado. Fue entonces cuando conoció a su entrenadora y se fijó el objetivo de disputar un Juego Olímpico. Medalla plateada en los Panamericanos de Lima, consiguió la plaza después de la Copa del Mundo de República Checa para competir en una disciplina que desde la participación de Jimena Florit en Atenas 2004 no tenía presencia femenina. Competirá el 27 de julio a las 3 de la mañana. 

José María Larocca (salto individual) y equipo argentino de equitación

El positivo de la canadiense Nicole Walker en un control antidoping en los Juegos Panamericanos de Lima y la consecuente caída en la clasificación final del combinado norteamericano le garantizaron una plaza en Tokio al equipo argentino de equitación. 

En consecuencia, Matías Albarracín, Fabián Sejanes y Martín Dopazo se sumaron a la solitaria expedición de José María Larocca, medalla de plata en Lima 2019. Larocca vive en Europa desde hace 25 años, primero en Londres y después en Ginebra, pero nunca dejó de representar a su país. Después de haber retomado el deporte en 2003, su inclusión en la formación nacional le dio un salto de calidad a un equipo que ha crecido a nivel internacional: fue medalla plateada por equipos en los Panamericanos de 2015 después de cincuenta años de sequía, ganó un diploma olímpico en Río 2016 y Larocca celebró la plata individual en Lima 2019. 

María Belén Pérez Maurice – Sable

Tercer Juego Olímpico consecutivo para María Belén, quien consiguió una clasificación dramática en una epopeya tras haber pasado serias complicaciones a causa de la pandemia: debió recurrir a su ingenio para seguir entrenando en pleno aislamiento, padeció las dificultades de los viajes en la era del coronavirus tras sufrir la pérdida de su equipaje por parte de la aerolínea Air France que le devolvió su sable estropeado y oxidado, padeció hasta último momento la incertidumbre respecto a la organización del Preolímpico y consumó una clasificación con tintes milagrosos dadas las condiciones en un torneo desorganizado en el que terminó entrenándose en el pasillo del hotel antes de sacar su ticket, sin escalas y con el equipaje asegurado, rumbo a Tokio. El 25 de julio a las 21 será la hora señalada para María Belén. 

Selección masculina de fútbol

Impulsados por la euforia de haber quebrado una maldición de 28 años con la obtención de la Copa América en Brasil, el elenco de Fernando Batista será el primero en debutar en los Juegos Olímpicos de Tokio. Después del Maracanazo con Lionel Messi como emblema, los Juegos que Argentina priorizó en el pasado ahora parecen haber quedado en un segundo lugar de importancia. Campeones en Atenas 2004 y en Beijing 2008, aquellas medallas fueron un paliativo para un país que se había desacostumbrado a festejar.

De todas maneras será interesante seguir bien de cerca al Sub 23 que reúne a varios prospectos del fútbol vernáculo. Por primera vez desde las salidas de José Néstor Pekerman y Hugo Tocalli de la organización juvenil, y amén del éxito mundialista construido en torno a la figura de Alejandro Sabella en Brasil 2014, por primera vez hay señales positivas en el trabajo de las inferiores argentinas con Fernando Batista como uno de los emblemas. Desde su aterrizaje en las bases nacionales, el Bocha ha nutrido a la Mayor con piezas importantes como Lisandro Martínez y Nicolás González en un recambio impostergable.

Argentina reúne nombres ilusionantes en todas sus líneas, un plantel en el que se destacan algunos baluartes con rodaje en el exterior como Nehuén Pérez, Facundo Medina, Alexis Mac Allister, Jeremías Ledesma y Adolfo Gaich combinados con talentos locales de la talla de Pedro de la Vega, Thiago Almada y Fausto Vera. Independientemente del resultado final, será interesante seguir bien de cerca a nombres propios que podrían aparecer en la Selección mayor en el corto plazo.

Magdalena Simmermacher – Golf

El Golf es uno de los deportes que más bajas acumula, especialmente en su versión masculina. Pero nada de eso le importa a la delegación argentina, que tras sufrir la baja de Emiliano Grillo tendrá por primera vez a una representante argentina gracias a la presencia de Magdalena. En la antesala de su participación olímpica, Simmermacher completó una auspiciosa actuación en el Gant Ladies Open 2021 celebrado en Finlandia al finalizado en la novena posición. La primera ronda será el 3 de agosto a las 19:30 en el Country Club de Kasumigaseki en una actividad que se extenderá hasta el viernes 6. 

Abigail Magistrati – Gimnasia artística

Será la deportista más joven de la delegación albiceleste. Hace poco ni siquiera imaginaba en que iba a tener la posibilidad tan cercana de representar a la Argentina en un Juego Olímpico pero la suspensión de Marina Dominici tras dar positivo en el control antidoping en el Panamericano de Río y ser sancionada por la Federación Internacional de Gimnasia.

Especialista en piso, salto y all around, fue medalla de bronce en el Panamericano en la modalidad por equipos, séptima en el all around y finalista tanto en viga como en piso. La gimnasta participará de las pruebas eliminatorias el sábado 24 y el domingo 25.

Selección masculina de handball

El handball argentino atraviesa una de las mejores épocas de su historia. Bajo las órdenes del español Manolo Cadenas, Los Gladiadores están preparados para dar una sorpresa en Tokio después de un Mundial de Egipto en el que rubricaron un histórico undécimo puesto tras un inolvidable triunfo frente a Croacia. 

Afianzados en la élite con su tercera participación olímpica consecutiva, el campeón Panamericano tendrá desafíos de élite en la primera fase: debutará frente a la poderosa Francia, continuará contra la Alemania que fue bronce en Río 2016, enfrentará a una Noruega siempre protagonista, disputará el clásico frente a Brasil y cerrará frente a una España que viene de ser bronce en Egipto y fue campeona de Europa en 2020. 

En la antesala de los Juegos, como una demostración más del gran momento que atraviesa el handball argentino, Leonel Maciel protagonizó un traspaso histórico al rubricar su llegada al Barcelona, el indiscutible mejor equipo del mundo que conquistó su décima Champions League y su undécima Liga Asobal de forma consecutiva. 

Selección masculina de hockey

Los campeones olímpicos intentarán defender su corona en Tokio con una nómina que repite apenas a ocho jugadores del plantel que escribió una página histórica en Río 2016 con su consagración en la final frente a Bélgica: el histórico Juan Manuel Vivaldi, Ignacio Ortiz, el capitán Pedro Ibarra, Juan Martín López, Lucas Rossi, Matías Rey, Lucas Vila y Agustín Mazzilli.

El poco rodaje previo por el impacto de la pandemia es una dificultad que no le permitió completar una buena preparación a un equipo que hoy se ubica en la sexta posición del ránking de la Federación Internacional de Hockey. «Tuvimos poca competencia, poco rodaje desde que empezó la pandemia. Para Río habíamos jugado muchísimos partidos internacionales», reconoció Ignacio Ortiz.

No fueron años sencillos tras la conquista olímpica, con algunas renuncias como la de Gonzalo Peillat hasta el despido en medio de la pandemia de Germán Orozco. Los campeones llegan en medio de un recambio generacional, con un cuerpo técnico prácticamente nuevo, con poco rodaje y sin la certeza de cuál es su nivel actual tras un séptimo puesto en la lejana Copa del Mundo de 2018. 

Selección femenina de hockey

Las Leonas tienen una deuda que saldar: el oro olímpico. Siempre protagonistas, la medalla dorada siempre le fue esquiva a un combinado campeón del mundo en 2002 y 2010 que fue plata en Sidney 2000, plata en Londres 2012 y bronce en Atenas 2004. 

Segundas en el ranking mundial, trabajaron en continuas concentraciones bajo las órdenes del Chapa Retegui, también director de ambos equipos nacionales: «Somos dos equipos que nos preparamos años para competir en Tokio. Entrenamos todas las semanas del año juntos cada mañana, y muchas veces en doble o triple turno. Por la pandemia no pudimos competir en los últimos 18 meses y eso hizo que nuestra preparación la hiciéramos íntegramente en Argentina»

Con la experimentada Noel Barrionuevo como emblema y la garantía de Belén Succi en el arco, Las Leonas están aprovechando el tiempo en Tokio para sumar minutos después de una pandemia que le impidió acumular las horas de vuelo necesarias para llegar en plenitud.

«Hay que jugar cada pelota como si fuera la última, con el corazón y la razón. No somos más que nadie, pero tampoco menos. Estamos muy pero muy bien como grupo humano, y eso es de suma importacia», sintetizó Retegui desde Japón. 

Paula Pareto y Emannuel Lucenti – Judo

Vigente campeona olímpica, Paula Pareto tendrá la posibilidad de despedirse del tatami con la chance de revalidar su medalla dorada: «La idea es defender el oro pero después de Tokio ya me retiro porque mi cuerpo no da más«. Bronce en Beijing 2008, quinta en Londres 2012, oro en Río y dueña de un extenso palmarés plagado de logros, el evento japonés será el adiós de una de las atletas más importantes en la historia del deporte argentino. Aquella lesión que le impidió luchar por la medalla de bronce en Lima 2019 ha sido un karma para una atleta de élite que, como todo deportista de alto rendimiento, sufre a expensas de los sacrificios que hace con su cuerpo.

Emmanuel Lucenti es otro de los históricos del judo argentino y dirá presente en su cuarta justa consecutiva tras sus experiencias en Beijing 2008, su séptimo puesto con diploma incluido en Londres 2012 y su novena posición en Río 2016. Lucenti viajó a Georgia, una de las meca del judo, para mejorar su repertorio. A los 36 años superó una lesión en la espalda que lo tuvo al borde del retiro y una serie de dificultades económicas: «No sé si habrá otro argentino que haya hecho su clasificación sin apoyo de nadie, salvo mi provincia, mis sponsors, de gente querida o compañeros. Ni el ENARD, ni el Comité Olímpico ni la Secretaría de Deportes me dio nada», aseguró en una entrevista en Diario 26. Debutará el lunes 26 de julio a partir de las 23. 

Agustín Destribats – Lucha

Su clasificación se dio en un contexto único, cuando recién comenzaba la pandemia. Mientras el mundo se ponía en pausa abruptamente y se suspendían todas las competiciones a nivel internacional, Destribats sacó su pasaje a Tokio 2020 en el Panamericano de Canadá y se convirtió en el primer argentino en 25 años en meterse en los Juegos Olímpicos. Tras quedarse a las puertas de Río 2016, viajó por el mundo para perfeccionar su técnica y estrategia en Rusia, Irán y Bulgaria para afrontar una categoría considerada la más compleja de la lucha internacional. Con apenas 23 años, el 6 de agosto a las 6:15 comenzará su primera experiencia olímpica en busca de una medalla. 

Delfina Pignatiello, Santiago Grassi, Julia Sebastián y Virginia Bardach – Natación

Pignatiello se constituyó como una de las máximas esperanzas de la natación argentina gracias a sus resultados como juvenil que confirmó con sus medallas doradas en 400, 800 y 1.500 metros en los Panamericanos de Lima después de haber sido plata por duplicado en 400 y 800 en los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018.

Delfina fue una de las atletas argentinas que más sufrió las consecuencias de la pandemia: Gustavo Roldán, su entrenador, confesó que la joven maravilla atravesó un cuadro de ansiedad y depresión por estar 12 semanas afuera de la pileta y ella misma reconoció que llegó a pensar en dejar la natación a causa de la frustración por no poder entrenarse y la incertidumbre respecto a su futuro. Otra vez sonriente, participará en Tokio en tres categorías que tienen como máxima candidata a Katie Ledecky. Con apenas 21 años, será una experiencia invaluable de cara a su futuro.

Santiago Grassi afrontará sus segundos Juegos Olímpicos en los 100 metros mariposa y los 50 metros libre con el objetivo de clasificar a una semifinal. En Río fue 24 en los 100 metros mariposa. Récord nacional en los 100 mariposa, será el único representante masculino. Sebastian nadará los 100 y 200 metros pecho. En los 200 bajó en casi tres segundos su registro que le permitió ubicarse en la 21 posición en Río 2016 y es la dueña nacional tanto en los 200m como en los 100m. En 2021 fue medalla de oro en ambas categorías en el Campeonato Sudamericano de Buenos Aires, dos años después de conseguir la plata en los 100m pecho y el bronce en los 200m en los Panamericanos de Lima. 

Bardach carga con la herencia del bronce que Georgina y tendrá su segunda experiencia olímpica tras sus actuaciones en Río de Janeiro en donde concluyó 26° en los 200 metros mariposa, 37° en los 200 medley y 31° en los 400 medley. En los Panamericanos de Lima ganó la dorada en los 200m mariposa y la plateada en 400m medley. A menos de 20 días para el pistoletazo de salida, Virginia recibió una invitación para participar de los 400 metros combinados por la plata conseguida en Perú.

Sergio Alí Villamayor – Pentatlón moderno

Cuando el fútbol todavía era un sueño en su vida, Chacarita Juniors estuvo a punto de incorporarlo a sus inferiores. Sin embargo, la pelota quedó en el olvido y el pentatlón moderno se transformó en su obsesión. Villamayor viajó a Hungría y a Ucrania para perfeccionar su técnica y hoy, catorce años después de haber descubierto el deporte, es un especialista que fue medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima. El formoseño afrontará su primer Juego Olímpico.

Suboficial de la escuela del Ejército, apodado por sus compañeros de aquel entonces como Forrest Gump, prácticamente se radicó en Budapest tras la suspensión en donde entrenó con varios de los mejores especialistas del mundo rumbo a su presentación del 5 de agosto a las 4:30 en una disciplina que combina esgrima, natación, equitación y tiro con pistola láser. 

Milka Kraljev y Evelyn Silvestro – Doble par peso ligero

Será el único bote del remo argentino en Tokio, un resultado inesperado después de la prolífica campaña en Lima 2019 en un país de larga tradición con nombres destacados como Tranquilo Capozzo y Eduardo Guerrero -oro en Helsinki 1952- y Alberto Demiddi, plata en Munich 1972. Kraljev disputará sus terceros Juegos Olímpicos, después de haber compartido regatas con Lucía Palermo en Atenas 2004 y con Clara Rohner en Londres 2012. Será el debut de Silvestro, 17 años más joven que Kraljev, en una pareja prácticamente nueva que logró su clasificación en el Preolímpico de Lagoa de Freitas en marzo. Las regatas comenzarán el viernes 23 de julio a las 22:50. 

Selección masculina de Rugby 7

Es indiscutible que Los Pumas se han afianzado a nivel internacional como una constante a partir de sus participaciones en las citas mundialistas y de algunos triunfos resonantes como aquel del 14 de noviembre de 2020 frente a Nueva Zelanda. Si la Selección de quince es protagonista, incluso con sus apéndices como Jaguares en un Súper Rugby que hoy se desmantela tras la mudanza de las cuatro principales franquicias del rugby sudafricano a las competiciones europeas, la formación del Seven no es la excepción.

El penal fallado por Gastón Revol en los cuartos de final de Río 2016 frente a Gran Bretaña es una daga que motiva las ilusiones de un equipo que primero tendrá que sortear el grupo de la muerte que comparte junto a Nueva Zelanda y Australia: «Es un fixture complicado, pero si apuntamos a jugar por una medalla, sacarte potencias de encima en la zona o evitar cruzarte en un cuarto de final es bueno. Nos sacaríamos a Nueva Zelanda y a Fiji, los dos grandes candidatos, si no clasificamos como segundo mejor tercero recién lo cruzaríamos en zona de medalla», reflexionó el entrenador Santiago Gómez Cora en diálogo con la UAR.

Justamente Revol es uno de los cuatro que repetirán su experiencia olímpica de Río. Los Pumas ‘7 se consagraron en el Quest for Gold Seven de Los Ángeles hace tres semanas, el sexto título de una temporada que cimenta sus ilusiones de medalla en Tokio. 

Leandro Usuna – Surf

Lele quedará en la historia como el primer representante argentino en un Juego Olímpico gracias a la inclusión del deporte como una de las cinco nueva disciplinas en el programa del Comité Olímpico Internacional. El marplatense, que se crió domando olas en California, acumula dos títulos del mundo y el subcampeonato en los Panamericanos de 2019. En las aguas del Pacífico de la playa de Tsurigasaki, a 90 kilómetros de la capital japonesa, Usuna intentará dar la sorpresa en una competencia cuyos candidatos son estadounidenses, australianos y brasileños. «Conozco Japón, conozco bastante la ola en la que vamos a competir, es una ola con mucha fuerza, y por eso pedí tablas chicas, más anchas», analizó Lele en Télam.

Lucas Guzmán – Taekwondo

Oro en los Panamericanos de Lima y bronce en el Mundial de Manchester, Guzmán tiene pergaminos como para continuar la senda que inició Sebastián Crismanich con su oro en Londres 2012. La participación del porteño devuelve a la Argentina a una competencia en la que no tuvo representantes en Río 2016. Será uno de los primeros en competir, el 23 de julio a las 23, el pináculo de una carrera que empezó a tomarse en serio cuando vio por televisión la consagración de Crismanich.

Diego Schwartzman, Nadia Podoroska, Facundo Bagnis, Federico Coria, Horacio Zeballos, Andrés Molteni y Francisco Cerúndolo – Tenis

Los siete tenistas argentinos harán su debut en cuadros devaluados tras la incontable cantidad de bajas que sufrió el certamen que se disputará en canchas rápidas. Sin Juan Martín del Potro y sus milagros olímpicos, bronce en Londres y plata en Río, Diego Schwartzman tendrá revancha tras quedarse afuera en 2016 justamente por la inclusión de uno de los mejores tenistas de la historia nacional.

El Peque, quien hoy ocupa el puesto 13 en el ranking de la ATP tras haber sido número ocho del mundo en diciembre de 2020, será uno de los ocho cabezas de serie y puede quedarse con una medalla. Aunque su mejor nivel siempre haya sido sobre polvo, sus campañas en el US Open alimentan la ilusión.

Federico Coria llega en buen nivel tras haber alcanzado la final de Bastad en donde eliminó a nombres destacados como Marco Cecchinato y Christian Garín antes de caer en la definición frente a Casper Ruud. 

Federico Bagnis, campeón del Challenger de Salzburgo el último once de julio justamente frente a Fede Coria, también llega con buenas sensaciones en una delegación que sumó a Francisco Cerúndolo, de inolvidable campaña en el Argentina Open tras alcanzar la final desde la qualy, tras la baja de Roger Federer. 

Otra con chances de subirse al podio es Nadia Podoroska, 38 del mundo, que ha dado un salto trascendental en su carrera con las semifinales que alcanzó en Roland Garros 2020. Finalista en Wimbledon, Horacio Zeballos es candidato en dobles junto a Andrés Molteni. Los horarios de juego se definirán día a día.

Horacio Cifuentes y Gastón Alto – Tenis de mesa

El retiro de Liu Song de la Selección Argentina dejó al país desguarnecido y el país no logró clasificar a ninguno de sus representantes para Río 2016. Pero cinco años después, Horacio Cifuentes y Gastón Alto consiguieron meterse en el evento en un hito histórico para la disciplina en el país.

Si bien vienen jugando juntos y con muy buenos resultados hace tiempo, ahora harán sus experiencias olímpicas por separado. Ambos consiguieron su boleto en el clasificatorio latinoamericano y, después de pelear codo a codo durante años, ahora se alentarán alternadamente desde afuera. Radicados ambos en Europa, como dupla fueron oro en los Sudamericanos de Cochamba 2018 y plata en Lima 2019. 

En las últimas horas sufrieron un contratiempo inesperado después de que una huelga en Lisboa suspendiera todos sus vuelos, por lo que llegarán sobre la hora al país oriental en el que comenzará la actividad en el singles masculino el próximo 27 de julio a las 23. 

Fernanda Russo, Alexis Eberhardt, Melisa Gil y Federico Gil – Tiro

Todavía está en el recuerdo el llanto de Fernanda Russo que emocionó a la Argentina cuando la adolescente registró un vigésimo puesto en Río 2016. Cinco años después, tras haber sido oro por equipos y bronce individual en Lima 2019, la cordobesa volverá a la cita olímpica con la ilusión de mejorar aún más su conmovedor debut en territorio brasileño.

Con apenas 21 años, buscará seguir creciendo en el polígono tras confesar que aprovechó la pandemia para reecontrarse con sí misma y enamorarse otra vez de un deporte que desde chica la reconoció como una de sus prodigios tras su presentación mundial en los Juegos de la Juventud de 2014. Fernanda buscará otra emoción el 22 de julio a las 20:30. 

Otro de las joyas del tiro argentino es Eberhardt, quien con 22 años hará su presentación olímpica tras haber ganado tres medallas de oro en el último Sudamericano y su cuarto puesto tanto en el rifle 3 posiciones 50 metros como en el rifle de aire 10 m que le permitió acceder a los JJOO y devolver a la disciplina al rifle 3 posiciones a un país ausente tras la participación de Pablo Álvarez en 2004. Eberhardt competirá el 24 a las 2:45 en rifle de aire comprimido 10 m y el 31 de julio a la 1:00 en el rifle de 3 posiciones 50 m. 

Los hermanos Gil, herederos de una familia formada y entrada por papá Horacio, competirán en skeet. Melisa fue diploma olímpico en Río y Federico conquistó la Copa del Mundo en Chipre en 2017 y fue plata en Nicosia 2020 en la disciplina en la que ambos tiran a un disco que es lanzado por un dispositivo. Federico comenzará a participar el 24 de julio a las 21:30 y Melisa hará lo propio en la misma fecha pero media hora antes.

Romina Biagioli – Triatlón

Romina forma parte de una familia deportista que tendrá a su segunda representante olímpica en Tokio. Su clasificación fue dramática al sumar puntos sobre el cierre del ranking con una costilla fracturada en la Copa del Mundo de Hatulco tras recorrer 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y cinco kilómetros de pedestrismo. Su participación será el próximo 26 de julio a las 18:30. 

Sol Branz/Victoria Travascio, Facundo Olezza, Santiago Lange/Cecilia Carranza, Francisco Guaragna, Lucía Falasca, Belén Tavella/Lourdes Hartkopf, Celia Tejerina y Francisco Saubidet – Vela

El yachting argentino es una garantía en cada Juego Olímpico, subiéndose al podio en cada edición desde Atlanta 1996. Santiago Lange y Cecilia Carranza, portadores de la bandera nacional en la histórica ceremonia que por primera vez tendrá un abanderado masculino y uno femenino por país, buscarán defender su corona en el Nacra 17. Con Lange al timón y Carranza como navegante, ambos tienen como objetivo repetir su corona después de una preparación de élite. A diferencia de sus presentaciones anteriores, corren con una desventaja: no conocen en profundidad la cancha de regatas. De todas maneras, acostumbrados a superar la adversidad, son candidatos en la competencia que comenzará el 28 a las 2:35.

Sol Branz y Victoria Travascio acumulan años, experiencias y medallas juntas en la clase 49er FX. En Río de Janeiro fueron 13° y ahora buscarán escalar con la ilusión de adueñarse de una medalla en Tokio después de trabajar en Islas Canarias y en el sur de Portugal para mejorar su rendimiento en condiciones extremas. La historia no empezó bien para ellas, que debieron estar aisladas por contacto estrecho tras su llegada a Japón en una situación que les impidió entrenar con el barco con el que no entrenaban desde febrero de 2020. Su primera carrera es el 27 de julio a las 0:05 en Enoshima.

Olezza fue el primero de la amplia delegación argentina en clasificarse a los Juegos al quedar séptimo en el Mundial de Aarhus en agosto de 2018. La espera se hizo excesivamente larga y tres años después comenzará su carrera casi tres años después reservar su boleto para Tokio. Será su segunda experiencia tras haber sido noveno en Río en la categoría Finn. Facundo finalmente debutará el 27 a la 1:05.

Lucía Falasca, undécima en 2016, participará con su barco de la categoría Laser radial en la que conquistó la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. En el segundo barco más navegado del mundo, Falasca intentará quedarse con una medalla en una categoría sumamente pareja en la que Francisco Guaragna hará su presentación en la categoría masculina. Ambos entrarán en acción en la medianoche del 25 de julio.

La categoría RS:X será clase olímpica por última edición con dos representantes argentinos: Francisco Saubidet y Celia Tejerina. Saubidet, de apenas 22 años, acumula grandes resultados en su carrera con el oro en Techno 293 en los Juegos de la Juventud de Nanjing 2014 y el oro en el Campeonato Sudamericano de Buenos Aires 2020. Tejerina, quien ya compitió en Río donde concluyó en el 21a ubicación, fue plata en Lima 2019 y oro en el Mar del Plata 2020. Iniciará su camino olímpico en la medianoche del 25 de julio.

Belén Tavella y Lourdes Hartkopf cierran un numeroso grupo aunque fueron una de las pioneras en garantizarse su boleto antes de la pandemia en la categoría 470. Juntas fueron plata en el Sudamericano de Buenos Aires 2018 y oro en el Sudamericano de Mar del Plata 2020. Belén y Lourdes comenzarán a navegar en la primera regata del 28 de julio a las 2:50.

Selección masculina de voleibol

El ciclo olímpico fue brillante para una Selección que conquistó el oro en el Panamericano de Lima 2019 frente a una potencia como Cuba. En el Preolímpico también se lucieron tras vencer a Canadá, Finlandia y China para sacar su tercer boleto consecutivo para los Juegos. De los doce integrantes del plantel, ocho tienen experiencia en citas olímpicas: Luciano De Cecco, Sebastián Solé, Cristian Poglajen y Facundo Conte estuvieron en tres Juegos mientras que Bruno Lima, Federico Pereyra, Martín Ramos y Ezequiel Palacios participaron de dos ediciones.

En un mundo pandémico, Argentina pudo tener continuidad durante todo junio como integrante de la Liga de Naciones, certamen en el que finalizó en el noveno puesto con siete triunfos y ocho derrotas. en la que registró algunos triunfos importantes frente a Irán y Serbia e incluso algunas buenas actuaciones en derrotas frente a potencias mundiales. 

Selección femenina de voleibol

Después de una primera participación histórica en Río 2016, Las Panteras volvieron a meterse en una cita olímpica. tras imponerse en el Preolímpico dsiputado en Bogotá en donde se quedó con la única plaza disponible por encima de Perú, Venezuela y el anfitrión. El voleibol femenino atraviesa un ciclo histórico, donde también obtuvieron su primera medalla Panamericana con el bronce en Lima 2019. 

Aquella gesta representó un cisma para un grupo que impulsaron la profesionalización y la equidad del voleibol femenino con una carta firmada por casi 200 jugadoras. Con un plantel renovado, la Selección femenina viajó a Tokio con apenas tres jugadoras con experiencia olímpica: la capitana Julieta Lazcano, Yamila Nizetich y Tatiana Rizzo.

Ana Gallay/Fernanda Pereyra y Julián Azaad/Nicolás Capogrosso – Beach Voleibol

Será un evento histórico para el voleibol argentino que tendrá representantes en las cuatro disciplinas. Ana Gallay ya es una histórica de los Juegos Olímpicos, habiendo finalizado en el puesto 19 tanto en Londres 2012 con María Virginia Zonta y como en Río de Janeiro 2016 con Georgina Klug. Oro panamericano en 2015, es una de las grandes responsables del crecimiento del deporte en el país.

Resiliente, capaz de reinventarse permanentemente, ahora forma dupla con la debutante Fernanda Pereyra con la que consiguió la plateada en los Panamericanos de Lima 2019. La treintañera, hermana del opuesto Federico que jugará con la Selección masculina de voleibol, hasta hace cuatro años pensaba en el deporte únicamente como un hobby.

Julián Azaad y Nicolás Capogrosso también rubricaron su clasificación frente a Venezuela en las finales de la Continental Cup a fines de junio en un hito memorable para el voleibol argentino que por primera vez clasificó a sus dos combinados de playa a un mismo Juego. La dupla argentina, en la cual ambos harán su debut, representan el retorno del combinado masculino a unos Juegos después de trece años.

Tokio se pone en marcha

En la edición de ayer hablamos del Kintsugi japonés y hoy Tokio inaugurará sus Juegos Olímpicos en Fukushima una década después del desastre que dejó más de 22.200 muertos y 470.000 desplazados de un ciudad que aún sigue teniendo áreas inhabitables por la radiación. El 11 de marzo de 2011 a las 14:46 de Japón un terremoto de 9,1 grados en la escala de Richter, a 372 kilómetros del noroeste de Tokio y a una profundidad de 245 kilómetros, desató un tsunami devastador con olas de entre nueve y catorce metros que arrasó con todo e inundó la central nuclear Fukushima Daiichi.

Al margen de los estragos causados por el maremoto, el cuarto más fuerte detectado en los últimos 500 años, el accidente nuclear fue apocalíptico: la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial lo catalogó como una contingencia de magnitud 7, la cifra más alta en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares, que igualó el registro de la catástrofe de Chernóbil. 

Con los reactores detenidos por los daños en la red eléctrica y los generadores de emergencia que impidieron el funcionamiento de los sistemas de refrigeración, los motores diésel salieron al rescate hasta que se estropearon por el agua. Sin refrigeración, en las horas siguientes al terremoto se sucedieron múltiples explosiones que desataron el cataclismo.

Diez años después, el Gobierno nipón mantiene una zona de exclusión en el que la radiación hace imposible que los exiliados vuelvan a su hogar: recomiendo esta nota de Javier Saúl, enviado a Japón, en La Nación. Pero el pueblo japonés, como siempre a lo largo de su historia, está decidido a curar sus heridas sin disimularlas, porque son parte de su historia y de su crecimiento.

El 25 de marzo de 2021 se encendió la antorcha olímpica justamente en el complejo deportivo J-Village que funcionó como base de operaciones para socorrer a los afectados por la catástrofe. 118 después, otra vez Fukushima será el foco de atención en los Juegos Olímpicos como símbolo de recuperación, prosperidad y resiliencia cuando Japón y Australia se midan en el debut del sóftbol.

Candidatas al título

Ueno Yukiko se convirtió en leyenda el 21 de agosto de 2008 cuando lideró el histórico triunfo japonés frente a Estados Unidos en la final de una disciplina que regresará en Tokio 2020 después de 13 años en una dulce despedida ya que no está incluido en el programa de París 2024.

El combinado estadounidense había conquistado la medalla dorada en las tres ediciones desde que se incorporó en Atlanta 1996 y se encaminaba nuevamente hacia la cima del podio con siete triunfos en los que había permitido apenas una entrada. Japón, que había caído en dos oportunidades ante su verdugo permanente, llegó a la final con la ilusión de un batacazo que finalmente concretó.

Las japonesas anotaron dos carreras en las primeras entradas y después fue todo mérito de Yukiko, pitcher nipona que con sus lanzamientos impidió la remontada estadounidense. Japón finalmente se impuso por 3-1 y se colgó la medalla de oro en una postal intocable durante más de una década.

En el certamen que comenzará esta noche, Yukiko espera liderar otra vez a su nación hacia el oro. En Estados Unidos, con la sangre en el ojo y a la espera de una revancha postergada, se encuentran aún las dos pitchers de aquella fatídica final de Beijing 2008: Cat Osterman y Monica Abbott pretenden recuperar el prestigio perdido tras las líneas enemigas.

Osterman es un mito del sóftbol norteamericano y ya se había retirado para iniciar su carrera como entrenadora cuando se anunció el retorno del deporte en Tokio. Decidida a sacarse la espina, volvió a la actividad en busca de venganza.

Japón y Estados Unidos se medirán en la última ronda de la primera fase, un partido que podría ser una final anticipada o el prólogo de la definición que podrían protagonizar el martes 27. De una u otra manera, Osterman y Yukiko volverán a enfrentarse en un capítulo más de una rivalidad histórica. 

Si te gustan los contenidos de la web, podés colaborar económicamente para
apuntalar el proyecto y seguir creciendo mediante tres métodos:

– Suscripción mensual vía Mercado Pago (por el monto que prefieras)

– Un aporte único vía Cafecito (también por el monto que prefieras)

– O, si vivís en el extranjero, via Paypal.

¡Gracias por tu aporte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Apoyá mi proyecto

Este sitio web es parte de un incipiente multimedio al que podés ayudar a crecer con tu colaboración.

Si te gustan los contenidos, y querés impulsar los proyectos que tenemos en carpeta, podés colaborar con una suscripción mensual vía Mercado Pago o con un aporte único a través de Cafecito. Si sos del exterior y te querés sumar, podés hacerlo por PayPal.

¡Gracias por tu aporte!

Periodismo. En tu mail.

No te pierdas nada de tus deportes favoritos: suscribite al newsletter y recibí todas las novedades y contenidos exclusivos.