Sabatini en Wimbledon: “Todo lo que soy es gracias al tenis”

Publicado en La Nación

Gabriela Sabatini fue una de las grandes protagonistas del martes en Wimbledon : fue galardonada con el CQS Jean Borotra International Club Sportsmanship Award en una ceremonia privada que se realizó en el Members Enclosure del All England Lawn Tennis Club.

La exnúmero 3 del mundo regresó a la Catedral del tenis para recibir el prestigioso reconocimiento otorgado por el Club Internacional como un homenaje a la deportividad excepcional a lo largo de su carrera y a su dedicación para desarrollar y fomentar la participación en el tenis en todo el mundo.

Una anécdota alcanza para describirla: “Fue la única jugadora que me apoyó después del ataque, por eso le tengo mucho respeto y la aprecio. Ella pensó como persona, no con en el ranking, no pensó en los sponsors ni en el negocio. Ella es una persona diferente al resto de las jugadoras que estaban en el tour. Es muy humana, tiene valores”, rememoró Monica Seles en la víspera de la exhibición que protagonizaron en marzo de 2015 en el Madison Square Garden. Corría abril de 1993 y Seles había sido apuñalada en Hamburgo. Una semana después, las 25 mejores jugadoras del circuito se reunieron para votar si le mantenían el ranking a la exnúmero uno. Todas votaron en contra, salvo Sabatini.

Retirada desde 1996, Gabriela Sabatini volvió a Wimbledon, recibió su premio y charló con LA NACIÓN.

-¿Cómo fue la ceremonia?

-Fue muy linda, estuvo muy linda. Fue un almuerzo, estaba Rod Laver. Él para mi es todo en el tenis. Aparte es una persona súper agradable, es un placer estar con él. Él lo recibió el año pasado y este año me lo entregó a mi. Después del almuerzo se hizo una pequeña ceremonia, algo sencillo y me entregaron el premio.

-Ganaste muchísimos trofeos durante tu carrera. ¿Dónde ubicás este reconocimiento?

-Lo ubico entre los mejores, sin dudas. Tengo mi vitrina y va a estar ahí entre los mejores, con la final de Wimbledon, el US Open, la medalla olímpica. Tendrá un lugar entre ellos, sin dudas va a estar ahí.

-¿Te sentís un ejemplo?

-Para mi es un honor que me nombren o me entreguen un premio que tenga que ver con todo lo que es la educación y el respeto. Creo que eso es parte de lo que es un deportista o de cualquier persona que se destaca en algo. Somos personas a la que mucha gente mira y tenemos que dar un ejemplo, tenemos que ser responsables con nuestros actos. Para mi es muy valioso que hoy me quieran dar un premio que este relacionado con eso.

-También se cumplen treinta años del título que ganaste en dobles junto a Steffi Graf. ¿Qué recordás de aquel momento?

-Fue increíble. En ese momento, jugar un dobles, obviamente una quería ganar, pero no era tan importante, no se sentía tan importante como el singles. Pero después te das cuenta que ganaste Wimbledon y que quedaste en la historia. Ayer cuando fui al Royal Box, ahí están todos los nombres de los ganadores y está mi nombre ahí. Lo súper valoro, además jugar con Steffi que en ese momento era la mejor tenista. Fue bastante particular, llovieron casi todos los días y terminamos jugando un lunes. Fue larguísimo el partido. Yo ya tenía vuelo para volverme, de acá de Wimbledon me fui directo al avión y así viajé, directo hacia Buenos Aires.

-Fuiste invitada al Royal Box. ¿Qué sentiste al estar ahí?

-La experiencia que se vive ahí es espectacular, es increíble. Hay un almuerzo primero, después te dan las instrucciones de todo lo que se va a ir haciendo. Ver el partido desde ahí es un privilegio. Ver esa cancha me trajo un montón de recuerdos. A veces me parece mentira que yo haya estado ahí, que haya sido parte de eso, me pareció rarísimo. Lo valoro un montón. Wimbledon tiene esto, es tan especial el clima que se vive acá, como en ningún otro torneo. El hecho de que mantengan las tradiciones, el orden, el respeto, es como que se contagia y lo hace realmente especial.

-Cuando te retiraste con 26 años dijiste que lo hacías para no terminar odiando al tenis. En los últimos años te volviste a acercar. ¿Cómo es tu relación con el tenis hoy?

-Todo lo que soy es gracias al tenis, esa es una realidad. Estos reconocimientos, sigo viviendo tantos momentos de alegría cuando la gente viene y se acerca a sacarse una foto o a decirme algo, es lo más lindo que puedo vivir y me lo dio todo el tenis. Lo que me pasaba en el momento en el que dejé de jugar, era que estaba un poco saturada, no solo del tenis sino también de todo, de la vida, estaba muy desgastada. Entonces, alejarme un poco de eso me hizo bien. Pero con el tiempo todo lo que te queda es todo lo que viviste, así que siempre lo recuerdo con muchísimo cariño.

-Estuviste viendo a Del Potro frente a Gilles Simon. ¿Cómo lo viste? ¿Crees que puede ser campeón?

-Creo que puede ser campeón, creo que sí. Tranquilamente. Si él se convence de eso también, sí puede hacerlo, está jugando muy bien. Este último partido fue difícil para jugar, Simon es un jugador muy parejo que te obliga a trabajar mucho los puntos, entonces era un partido difícil. Ahora, Juan Martín se motiva mucho en estos partidos contra Roger y contra Rafa. Le tengo mucha confianza.

-Por primera vez el cuadro femenino se quedó sin ninguna de las diez preclasificadas. ¿Es algo que hubiera pasado en tu época?

-Es increíble, increíble la verdad. Es raro. Son cosas que pueden pasar, aunque en mi época quizás había tres o cuatro que dominaban el circuito y siempre estaban llegando. Es raro que acá se haya abierto tanto y que no haya quedado nadie. Hoy están saliendo muchísimas tenistas de Europa del Este, de Rusia, eso está bueno y es bueno que haya un cambio.

-Estuviste en el Mundial. Parece existir un paralelismo entre las críticas que sufrías como jugadora y las que sufrieron los integrantes de la selección. ¿Qué consejo le darías a Messi y al resto del plantel?

-Hoy en día es un poco más difícil por las redes sociales, cuando yo jugaba no estaba todo eso. Lo que hay que hacer es alejarse un poco, no escuchar los comentarios de personas que nunca estuvieron en una cancha de fútbol y que no saben qué se puede estar sintiendo. Yo fui testigo de que la gente estaba con la selección, como apoyaban en ese partido contra Nigeria. Eso es lo que ellos tienen que ver y valorar. Tienen que hacer su juego y no darle tanta importancia a esas cosas, siempre va a haber gente que los critique. Hay que tratar de alejarse un poco dentro de lo que se pueda.

Relacionado: El premio que recibió Sabatini