Publicado en La Nación

Si Roger Federer es el rey del césped en Wimbledon , su cielo tiene un único dueño: Rufus, el halcón que durante el año protege a las 17 hectáreas del All England, es una de las principales celebridades del Grand Slam londinense.

Su intervención es fundamental para el torneo. Rufus es el encargado de espantar a las palomas que podrían arruinar, sin demasiado esfuerzo, el césped sobre el cual batallan diariamente las principales estrellas del circuito.

Rufus tiene once años, pesa casi dos kilos y sus alas tienen una envergadura de un metro. Desde 2007, con apenas 16 semanas de vida, cumple una misma rutina durante las dos semanas del certamen: entre las cinco y las nueve de la mañana de cada día custodia el Court Central para alejar a las aves que intentar refugiarse bajo su techo retractil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s