Publicado en La Nación

Russell Fuller, periodista de la BBC en Wimbledon , se pregunta si Juan Martín del Potro , cuarto en el ranking de la ATP y quinto preclasificado en el torneo, es el hombre que puede amenazar el reinado de Roger Federer : “Es uno de los tres hombres que derrotaron a Federer este año. Salvó tres puntos de campeonato para ganar la final de Indian Wells, ocasión que sirvió como recordatorio de que, cuando está en forma y descansado, el popular argentino es el hombre más propenso a desafiar la reciente hegemonía de Federer y Rafael Nadal en los certámenes de Grand Slam”.

The New York Times lo incluye en una terna de jugadores por seguir, junto a Alexander Zverev y Nick Kyrgios, jóvenes estrellas que asoman como estandartes de la nueva generación. “Otro desafío al reinado de Federer es Del Potro. Su temporada incluye una victoria contra Federer en la final de Indian Wells en marzo, por lo que puede tener la ventaja mental correcta para enfrentarse con él nuevamente en Wimbledon”, escribió John Clarke.

Del Potro, que hará su presentación hoy, a las 7.30 de Buenos Aires, frente al alemán Peter Gojowczyk en el primer turno de la cancha 3, es uno de los grandes protagonistas del torneo y la máxima esperanza argentina en el césped londinense.

Sus antecedentes lo respaldan. En los Juegos Olímpicos Londres 2012 brilló en All England: hilvanó triunfos sobre Ivan Dodig, Andreas Seppi, Gilles Simon y Kei Nishikori antes de caer en una semifinal inolvidable contra Federer. La victoria del suizo por 6-3, 6-7 (5-7) y 19-17 le impidió jugar la final ante Andy Murray, pero el tandilense conquistó el bronce frente a Novak Djokovic, por entonces el Nº 2 del circuito, con un 7-5 y 6-4.

Un año después alcanzó una semifinal de Wimbledon sin ceder ni un set. Albert Ramos Viñolas, Jesse Levine, Graga Zemlja, Andreas Seppi y David Ferrer quedaron en el camino de Del Potro, que protagonizó otro encuentro memorable, contra Djokovic. El serbio, ya Nº 1 del mundo, se tomó revancha con un 7-5, 4-6, 7-6 (7-2), 6-7 (6-8) y 6-3 en un certamen que ganaría Andy Murray, ausente este año por la lesión en la cadera.

No hay romance entre el pasto y el tenis argentino, cuyo último título individual es el conquistado por Javier Frana en Nottingham 1995. Del Potro es el único tenista nacional en actividad que ostenta una marca positiva en Wimbledon, con 17 triunfos y 8 derrotas. También tiene superávit en césped: 35 victorias y 16 caídas.

En el tercer campeonato de Gran Slam, periodistas e hinchas coinciden en que es uno de los favoritos, después de su consagración en Indian Wells, su primer título de Masters 1000 y su actuación en Roland Garros. Sobre el polvo de ladrillo, la superficie que menos beneficia a su juego y principalmente a su físico, alcanzó una semifinal en París. Nadal lo venció en tres sets, vapuleó a Dominic Thiem en la final y alzó su undécimo Trofeo de los Mosqueteros.

Muchos fanáticos esperan un nuevo capítulo entre el español y Del Potro, que en 2011 protagonizaron un duelo candente en octavos de final y podrían cruzarse ahora en los cuartos de final.

“Me ilusiona más Wimbledon que Roland Garros”, apuntó el argentino en abril. Para consagrarse en el pasto británico tendrá que afrontar un desafío igual de espinoso que aquel en territorio francés: Federer, ocho veces campeón en Wimbledon, irradia en el club All England esa misma sensación de imbatibilidad que Nadal en Bois de Boulogne.

El tandilense no juega en el circuito desde aquella tarde en París. Anotado para el torneo de Queen’s, decidió ausentarse después de su exigente campaña sobre el clay francés, para descansar y entrenarse en la Argentina. Del Potro reapareció en The Boodies, donde protagonizó una exhibición frente al estadounidense Taylor Fritz, a quien venció por 6-4, 4-6 y 15-13.

Peter Gojowczyk, 39º en el ranking de la ATP, será su primer escollo. El alemán de 28 años, profesional desde 2006, redondeó una buena actuación hace un año en Wimbledon: superó las tres etapas de la clasificación y eliminó al rumano Marius Copil en la primera rueda del cuadro principal, antes de caer en cuatro sets a manos del español Roberto Bautista Agut.

Esta es una buena temporada para él: fue finalista de Delray Beach y en Ginebra. En septiembre pasado ganó su único trofeo, sobre el cemento del ATP 250 de Metz. Su prolijo estilo parece ideal para el césped, donde podrá hacer gala de su estético revés.

Será el primer obstáculo que Del Potro deberá sortear para confirmar lo que muchos piensan aquí: que es uno de los pocos que pueden frenar a Federer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s