El boca en boca aún relata un rendimiento que se convirtió en una leyenda eterna en el consciente colectivo. Fue en las semifinales de la Copa Libertadores 2012 frente al Santos de un Neymar ya consolidado como estrella después de haber liderado al Peixe hacia la conquista de América. La bestia negra que atemorizaba a toda Sudamérica era la máxima preocupación de un Ricardo Gareca que le confió tamaña empresa a un pibe de apenas 19 años sin saber que esa serie de cuartos de final sería su anticipada consagración. Por primera vez titular en la Copa, Gino Peruzzi se dio a conocer al mundo por domar a la joya que enloquecía a Europa. En España apuntalaron rápidamente su nombre como la kryptonita de Neymar.

Peruzzi desembarca en La Ribera con credenciales ideales para enamorar a un Boca desesperado: uno de los mejores prospectos argentinos en el lateral derecho con experiencia en la Selección Mayor de Alejandro Sabella representa un refuerzo de sobrada jerarquía para una defensa desguarnecida que lo tendrá como titular indiscutido. Sin saberlo, esa noche en la que frustró a Neymar sería el hilo rojo que uniría su futuro con un club siempre copero que suma a un lateral derecho que ya demostró virtudes y carácter para competir a nivel continental. Boca, la Libertadores y Peruzzi.

La derrota frente a Racing fue el desencadenante de la reacción de una dirigencia adormecida que en menos de 24 horas cerró la incorporación de Peruzzi, reactivó la negociación con el Palmeiras por Fernando Tobio y que busca incesantemente un lateral izquierdo para el que baraja tres nombres de promisorio nivel (Fabián Monzón, Álvaro Pereira y Damián Pérez).

Habitual titular en el Catania, Peruzzi había disputado once de los primeros doce encuentros en la Serie B italiana hasta que el primero de noviembre sufrió una lesión en la derrota frente al Avellino. En el radar del Arsenal inglés en junio del año pasado, el joven que maravilló a varios de los grandes europeos jugará en Boca donde intentará escribir una segunda página que le permita dejar de ser únicamente el pibe que marcó a Neymar. Condiciones y carácter le sobran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s